SEGÚN LA ENCUESTA CUALITATIVA DEL INDEC

Industria: el 54% de las fábricas funcionó con normalidad en agosto


El Diario | Nacionales

Según un nuevo relevamiento cualitativo realizado por el INDEC en el marco de la pandemia de Covid-19, el 54,1% de los locales de la industria manufacturera operó con normalidad en agosto, lo cual significó una leve mejora en comparación con el 51% de julio.
El mejor indicador lo exhibió, nuevamente, el sector de «alimentos, bebidas y tabaco», donde el 74% de las fábricas pudo funcionar sin sufrir los efectos negativos del coronavirus. Sin embargo, la cifra se contrajo tres puntos respecto del mes previo, en línea con una contracción en la producción de alimentos y bebidas, que presentó una baja de casi 5% interanual.
Detrás le siguieron los rubros de «madera, papel, edición e impresión», y «refinación de petróleo, químicos, productos de caucho y plástico». En el primer caso, la proporción de empresas que operó normalmente subió del 58% al 66% en un mes mientras que, en el segundo caso, el número creció desde el 57% hasta casi el 62%.
Paralelamente, según esta encuesta que lleva a cabo el INDEC todos los meses para evaluar el impacto de la pandemia en la industria, el 43,3% de los locales funcionó de manera parcial. Los sectores que reflejaron los niveles más elevados de producción acotada fueron «otros equipos, aparatos e instrumentos», «productos de metal, maquinaria y equipo» y «automotores y otros equipos de transporte».
Las fábricas que pudieron desarrollar algún tipo de producción en agosto dijeron que los principales problemas que tuvieron en agosto estuvieron vinculados a la disminución de la demanda interna, principalmente como consecuencia de la cuarentena, y a dificultades financieras, fundamentalmente por la extensión de los plazos de pagos de los clientes.
El rubro «textil, prendas de vestir, cuero y calzado» fue el que mayores inconvenientes presentó, tanto en términos financieros como en términos de consumo interno, ya que el 35% de las empresas sufrió, por lo menos, alguna de los imponderables. Adicionalmente, fue en el mismo sector donde se verificó la tasa de inactividad más alta debido a que el 13% de los locales tuvo un nivel de actividad nulo. Sin embargo, cabe recordar que en julio, el porcentaje había alcanzado el 20%.
En términos agregados, solo el 2,6% de la industria estuvo totalmente paralizada por las consecuencias del Covid-19 según la encuesta del INDEC, cuando en julio el porcentaje había sido del 4%.
Entre aquellas empresas que operaron parcialmente o no tuvieron actividad productiva, el 51% declaró que la principal causa fue que no pudo contar con el personal necesario por el aislamiento, un indicador que se agravó en comparación con el 45% que había arrojado el relevamiento previo. Adicionalmente, en comparación con agosto de 2019, el sector exhibió una caída del 7,1%, superior al 6,6% del mes anterior. Este declive fue explicado, en buena parte, por una mala performance del rubro de alimentos y bebidas, que venía siendo uno de los menos afectados por la pandemia. También tuvieron una fuerte incidencia negativa las contracciones en la industria de metales básicos, por una baja demanda de productos siderúrgicos por parte del sector de la construcción y para la producción de hidrocarburos, y en la producción de prendas de vestir, cuero y calzado, afectada por el bajo de nivel de ventas en los locales comerciales tradicionales. (Fuente: Ámbito)


COMENTARIOS

Comments are closed.