LOS EJES DE LA MEDICINA DEL FUTURO

Datos clínicos y salud de calidad


El Diario | Salud

Cada vez son más los sectores que se involucran e invierten en tecnología y desarrollos para evolucionar e incluso marcar tendencia dentro de la revolución digital. Si bien es cierto que la transición se venía gestando paulatinamente, la pandemia aceleró o hizo más visible este proceso, dando cuenta de la importancia de contar con datos de salud y trabajar de forma colaborativa para avanzar en la toma de importantes medidas sanitarias. Este escenario no es una novedad para la medicina; en los últimos años se comprendió que los datos de la vida real son los mejores indicadores para la toma de decisiones con el fin de obtener mejores resultados y una mayor eficiencia en los sistemas de salud.
“El aporte de los datos que nos ha brindado la revolución digital nos acerca la posibilidad de generar nuevos modelos. Hoy ya no ofrecemos solamente medicamentos porque nos hemos dado cuenta que esto no es suficiente. El futuro de la medicina es generar soluciones integradas para el cuidado de la salud. Necesitamos colaborar con los diferentes actores del sistema de salud, co-crear soluciones, para poder generar modelos nuevos que nos permitan cumplir con nuestro propósito de que cada vez más pacientes cuenten con más y mejores resultados, lo más rápido posible”, afirmó Osvaldo de la Fuente, Gerente General de Roche Argentina, al dar inicio a la sesión local del Roche Press Day llamada: “Colaboración y Datos: la re-evolución digital al servicio del ecosistema de salud”.
Durante el encuentro, diferentes especialistas de la compañía, junto al Dr. Bruno Bioetti, investigador del Hospital Italiano, y la Dra. Carmen Pupareli, médica oncóloga especialista en patología torácica del Instituto Alexander Fleming, expusieron casos y analizaron la importancia de los datos y la colaboración intersectorial como forma de contribuir con la sustentabilidad del sistema de salud.
La transformación digital en salud ha facilitado la recolección de datos y la generación de evidencia de la vida real. Cuando estos datos de la vida real se recopilan y analizan a escala, gracias a la tecnología digital, se genera evidencia de la vida real (Real World Evidence – RWE: por sus siglas en inglés). Estos datos son un pilar crítico de la medicina personalizada ya que permite un abordaje más preciso de cada enfermedad de acuerdo al perfil de cada persona.
Por su parte, la información molecular que se genera a través de métodos de secuenciación genómica, ha permitido un conocimiento más profundo de la biología de las enfermedades y de cómo tratar a cada individuo en particular y este abordaje basado en evidencia ha facilitado nuevos modelos de atención innovadores basados en la medicina personalizada.
“La complejidad de la biología humana es asombrosa, cada persona es única, diferente al igual que muchas de las enfermedades. Los datos juegan un rol clave al permitir la toma de mejores decisiones médicas, que pueden dar opciones de terapias más precisas y dirigidas que aportan eficiencia al sistema sanitario, pero sobre todo impactan positivamente con mejores resultados para los pacientes” explicó la Dra. María Julia Caffaro, Directora Médica de Roche Argentina.
“Sin embargo, los datos no son el único factor que contribuye a acelerar los cambios en el sistema de salud. Se requiere también inversión en infraestructura, en sistemas informáticos, en sistema de registro de datos, en dispositivos que permitan el monitoreo de los pacientes, así como políticas y regulaciones que acompañen estos cambios actuales. Y el principal desafío es actuar integrados como parte del esfuerzo colectivo de todo el sector”, aclaró. (Infobae)


COMENTARIOS