ANÁLISIS DEL PRESIDENTE DE LA CÁMARA INMOBILIARA DE CHUBUT

Lo que hay que saber sobre la nueva Ley de Alquileres


El Diario | Economia | Politica | Regionales

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Chubut, Walter Kobak, analizó el impacto que tendrán en el sector las modificaciones al Código Civil y Comercial de la Nación, también conocidas como la nueva “Ley de Alquileres”, y si bien puso en valor varios cambios positivos, también advirtió la necesidad de que algunos artículos sean reglamentados en beneficio de ambas partes, en la práctica; entre ellos, el que establece que el inquilino podrá contratar por su cuenta el arreglo de algún inconveniente urgente en el inmueble y luego deducirlo del alquiler; como así también la devolución del depósito de garantía al restituir el inmueble, ya que “el mismo muchas veces se utiliza para realizar arreglos por cuenta del inquilino”, señaló.

Contratos “antes” y “después” de la Ley

En este sentido, Kobak, en diálogo con El Diario, reconoció que el hecho de que la Ley se publicara en el Boletín Oficial un día antes del comienzo de julio, ya anticipaba complicaciones para nuevos contratos que empezarían a regir a partir del mes en curso, “generando mucha confusión en la gente, ya que lógicamente muchos no saben cómo manejarse, si hacer el contrato en base a la Ley anterior o la nueva”.
“Los contratos que se hicieron antes de la nueva Ley serán acordes a la normativa que regía anteriormente, y viceversa con los nuevos”.

Domicilio electrónico

Analizando los beneficios y las dificultades que puede plantear la nueva legislación de ahora en adelante, Kobak manifestó que “nosotros vemos que es una ley con algunas cuestiones buenas, como por ejemplo el constituir domicilio electrónico para las notificaciones, lo cual lo hace mucho más ágil; también, el tema de que los ajustes sean anuales y según un promedio del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el promedio de aumento de sueldos de trabajadores estables (RIPTE), que publica el Banco Central, haciendo las cosas más razonables”.

Aumentos acordes a la inflación

“Hasta ahora”, mencionó el titular de la Cámara Inmobiliaria, “decíamos que podía ser un 15% o 20% (de aumento) semestral, pero era algo así como adivinar y quedábamos lejos de la realidad, con una inflación mayor al 50%, quedando los valores muy bajos en relación al valor de la propiedad; eso vino sucediendo en los últimos años, dejando la rentabilidad del inversor en los valores más bajos de la historia”.

Los 3 años “son algo positivo”

Por otra parte, Kobak calificó como algo positivo que los contratos de locación sean a 3 años en lugar de 2 años, como era hasta entonces, “porque le da cierta estabilidad y tranquilidad al inquilino, que sabe que alquila algo durante tres años y que en ese tiempo nadie podrá moverlo de allí”.
En cuanto a las garantías, “algo que acá ya se venía aplicando desde hace mucho tiempo era tomar un recibo de sueldo como garantía, pero en otros mercados inmobiliarios no se aceptaba”.

Declaración de contratos en AFIP

Sobre el hecho de que los contratos deban ser declarados en AFIP por el locador “es algo que también me parece razonable; ya se venía haciendo desde el punto en que los recibos electrónicos ya quedaban registrados, lo cual es lo mismo que una declaración en dicho organismo”, apuntó el ingeniero civil, sumando a ello que “hay otras cuestiones que todavía no están claras, por ejemplo el hecho de que el depósito en garantía tenga que ser devuelto en el momento de restituir el inmueble; eso es complicado, porque muchas veces se usa ese monto para solucionar algunos arreglos que quedan por hacer a cargo del inquilino, o bien en gastos como servicios y expensas que este no haya abonado; de este modo, esto generaría algún conflicto, el cual todavía no sabemos cómo se va a solucionar”.

Dudas por los “arreglos urgentes”

En cuanto a la posibilidad de que el inquilino, en caso de tener que hacer un arreglo urgente, pueda contratar por su cuenta el servicio por su cuenta y luego dejarlo a cuenta del alquiler “deja mucho lugar a susceptibilidades, ya que puede ocurrir que para el inquilino se trate de algo urgente pero que después no sea tan así, generándose la discusión sobre quién se hará cargo del arreglo; y si el mismo es por mal uso del inquilino o bien por deficiencias del inmueble”, sostuvo Kobak, concluyendo que “algunas cuestiones todavía deben aclararse, por lo que esperamos que senadores y diputados puedan reglamentar esos artículos que no son del todo claros, para llevar tranquilidad tanto al sector inmobiliario como así también a propietarios e inquilinos”.


COMENTARIOS

Comments are closed.