Y RELANZÓ SU PÁGINA WEB CON NUEVO DISEÑO

El Consejo de la Magistratura cumple 25 años de gestión


El Diario | Judiciales

Este viernes 3 de julio su cumplen 25 años desde que el Consejo de la Magistratura de la provincia del Chubut tuvo su primera sesión en 1995 en la ciudad de Rawson, acontecimiento que marcó el inicio de este órgano «extra poder» creado por la Constitución Provincial en la última reforma del año 1994.
Con motivo de esta fecha, y en la búsqueda de un acceso más ágil de la información para toda la comunidad, la actual integración decidió hacer un rediseño de su página web, cuya dirección es conmagchubut.gov.ar, y que ya está operativa.

Balance de 25 años

El actual presidente del organismo, Enrique Maglione, destacó la importancia de la fecha y los logros alcanzados en este tiempo, y puso de relieve el valor de la página web, como los reglamentos, las actas, las acordadas, los llamados a concurso, las denuncias presentadas y los avances de los sumarios, además de un portal de noticias y archivos de audios y de fotos.
La Constitución del Chubut, en su última reforma en el año 1994, le asignó al Consejo la realización de los concursos de antecedentes y oposición destinados a la designación de magistrados y funcionarios judiciales y recibe denuncias sobre delitos, faltas en el ejercicio de sus funciones, incapacidad sobreviniente o mal desempeño, formuladas contra magistrados y funcionarios judiciales sometidos al Tribunal de Enjuiciamiento. Asimismo, entre otras funciones instruye sumarios a través del miembro que se sortee elevando las conclusiones del sumario al Superior Tribunal de Justicia o al Tribunal de Enjuiciamiento según corresponda, evalúa el desempeño y aptitudes personales de los magistrados y funcionarios ingresantes al Poder Judicial al cabo de sus primeros tres años de función.
Maglione recordó que el 3 de julio de 1995 «se daba inicio a una nueva forma de elegir magistrados en la provincia del Chubut, basado en la transparencia y en la búsqueda de consensos permanentes entre los actores de los diferentes estamentos representados en el Consejo tanto del quehacer judicial como popular, toda vez que en su integración además de abogados de la matrícula, magistrados judiciales y empleados judiciales se encuentran también los representantes populares elegidos en forma directa por el voto popular, distinguiéndolo como uno de los más democráticos del país».
Destacó el presidente del Consejo que «a través de los años este modelo único e innovador en la República, se fue fortaleciendo y adquiriendo mayor envergadura y reconocimiento dentro de las instituciones del Estado como así también ganó la confianza que la misma sociedad necesita». Y señaló que «esto hizo que se fuesen seleccionando magistrados de mayor excelencia no solo técnica y académica sino también humana, por una parte y por otra, el modelo posibilitó asimismo el libre acceso de la sociedad en su conjunto a formular sus reclamos mediante denuncias frente injusticias o irregularidades cometidas por estos magistrados».
Afirmó Maglione que «este mecanismo de selección de magistrados judiciales en el que participan los diferentes estamentos que manda la Constitución Provincial (magistrados judiciales, empleados judiciales, abogados y populares) es el mecanismo más transparente en razón a que los concursos son públicos, y actualmente se tiene acceso a los mismos no solo en forma personal sino a través de los medios electrónicos que dispone el organismo, donde quedan registrados todos los debates que se producen en su seno».
Por otra parte, el funcionamiento del consejo y su integración plural «es una muestra del pleno ejercicio de la democracia y de los principios republicanos, en razón a que tanto la integración como la composición del Consejo de la Magistratura permite recoger las distintas miradas que de los distintos lugares tengan todos los actores de la sociedad y de esta forma contribuir al fortalecimiento de las instituciones», puntualizó Maglione.
El titular del Consejo sostuvo que «fueron la vocación de servicio, la capacidad de diálogo y las convicciones democráticas de aquellos primeros consejeros que hicieron posible la construcción de una institución transparente e independiente del poder político y judicial» y luego de 25 años «en el futuro la labor es ardua en razón a los difíciles tiempos que se viven en el país y en la provincia, el desafío es aún mayúsculo cuando se tiene la responsabilidad de mantener el normal funcionamiento del sistema para aportar la materia prima que la construcción de una nueva justicia necesita, para ello recurrimos a nuevas formas de capacitación y de comunicación que el mundo tecnológico nos provee en la actualidad».
Remarcó, finalmente, Maglione que «nuestra meta es poner en valor ese ideal de Justicia que la sociedad reclama a viva voz del Poder Judicial», ya que con los años «fue perdiendo gradualmente la confianza», por lo que el desafío es «seguir haciendo el aporte republicano que nos compete para que esta desconfianza se revierta», y para que la justicia «satisfaga los requerimientos de la sociedad, dando respuestas rápidas y más humanas».


COMENTARIOS

Comments are closed.