FÚTBOL DE ESTRENO PENSANDO EN LA CHAMPIONS

El Barcelona estrenó su nueva camiseta


El Diario | Deportes

A través de sus redes sociales y con las figuras del equipo como modelos, el Barcelona de España difundió ayer sus nuevas camisetas, de cara a la próxima instancia de la Champions League que jugará desde mediados de agosto.
De cara al juego de Octavos de Final ante el Nápoli de Italia, Lionel Messi y compañía, posaron con las casacas a estrenar de color negro y detalles en dorado. El Real Madrid, también pensando en la máxima cita del futbol europeo, también mostró su indumentaria.

 

 

 

Con nueva piel para Messi y compañía

En lo que marcará la continuidad de la rara Temporada 2019/2020 del futbol europeo, con pandemia COVID- 19 de por medio, los clubes protagonistas de las instancias definitorias de la Champions League, difundieron a través de sus redes sociales, los nuevos modelos de sus camisetas.
Este es el caso del Barcelona de España, el equipo que tiene como líder al argentino capitán de la Selección, Lionel Messi.
El elenco “Blaugrana” sacó a la venta una camiseta íntegramente negra con detalles dorados. El escudo del club se aplica en versión monocromática, acompañado por el Swoosh de Nike y los logos de patrocinadores y Unicef en dorado. Detrás del cuello, en la espalda, aparece la senyera, la bandera catalana.
Por otro lado, con respecto al partido que el Barcelona jugará ante el Nápoli por la Champions, la UEFA confirmó que sigue «como estaba planeado» y no se trasladará la sede a Portugal.
La entidad europea aseguró que sigue todo igual y que están «en contacto con la autoridades locales competentes para monitorizar la situación». Se ratificó el anuncio oficial con las sedes para las fases finales de las competiciones.
«El partido está previsto que se juegue en Barcelona como estaba planeado. Estamos monitoreando la situación y en contacto con las autoridades locales competentes», señaló UEFA. También se contactaron con Jorge Mowinckel, el secretario de organización estratégica y relaciones internacionales de la Real Federación Española, con el fin de recabar información y actualizar los datos.
La posibilidad de trasladar este partido a Portugal se debe a que existió un rebrote de casos en el área metropolitana de Barcelona, donde jugarán los catalanes contra los napolitanos para acceder a la fase final, que se jugará en Lisboa de 12 al 23 de agosto.

Ante incidencias de algún tipo la UEFA ya adelantó que «se reserva el derecho de reasignar dichos partidos a las sedes de la fase final de la competición correspondiente, en caso de que se produzcan nuevos acontecimientos que hagan imposible disputar uno o más partidos en las sedes originales».


COMENTARIOS