CHUBUT SE ENCUENTRA EN UNA MATRIX RECARGADA DONDE EL AGENTE MASSONI SE ABURRIÓ DE SER UN PROGRAMA DE CONTROL Y COMIENZA A REPLICARSE, CUAL VIRUS SEDIENTO DE SPAM, DENTRO DE NUESTRA VIDA COTIDIANA

Tu email es mío… y el resto de tus datos también


El Diario | Contra Tapa

Especial para El Diario por A.L.

Hay que entender que la gran mayoría de las personas no está lista para desconectarse, y muchas son tan desesperadamente dependientes del sistema que pelearán por protegerlo. Estás mirando Matrix de 1999 y te llega un email invitándote a un sorteo, utilizando tu primer nombre. El remitente no es ni más ni menos que una de las Plataformas que investigaste, y las palabras “corre Neo” vienen a tu cabeza. Lejos de seguir tus instintos de supervivencia decidís investigar un poco más lo que ha sucedido. ¿Cómo es posible que posean tu email y nombre?
Es importante entender que no hay una relación directa entre tu email, tu nombre y la ciudad en la que vivís. Con lo cual, para enviar emails a un público objetivo, es necesario contar con una base de datos que posea esa información. Cosa que no sucedería si estuviéramos hablando de un sistema nuevo, ya que arrancan de cero. Aquí es donde empieza la primera etapa de recolección de datos.

Únanse a la plataforma

Con varios pretextos amigables se invita a formar parte del sistema, siendo la frase “Fue hecho en tu ciudad” uno de los artilugios más utilizados, ya que genera ternura entre la población. Con una sonrisa más grande que la del cantante de Aerosmith, se entregan datos con un par de letras, un par de clics y por último corazones en las redes sociales favoritas. Aquellas personas alejadas del rebaño no podrán ser capturadas, pero nunca será un inconveniente.

Beneficios para los socios

Si hay algo común en todas las Plataformas es que envían la Ley de Protección de Datos Personales directo a la papelera de reciclaje. Teniendo esto como premisa se podría incentivar a los asociados que faciliten datos, y en un plan de “te doy estos beneficios” a cambio de un simple listado, se obtendrá un público mayor y más específico. ¿De dónde salen estos datos? De todos lados. La gente paga impuestos, servicios y completa papelitos que ofrecen asados dentro de un sorteo o plata para un día del padre que quizás ni se celebre.

El gran sorteo

No hay técnica más cutre de marketing que incentivar a la gente que entregue su información llenando un papel con sus datos o exigiéndole compartir una publicación y etiquetar a personas. Pero si es algo que funciona ¿Por qué cambiarlo? Una nueva invitación para formar parte del sistema fue enviada, algunos morderán el anzuelo y otros no, pero de lo que sí estamos seguros es que deberán formar parte de la Plataforma para obtener el premio.

Lo que pasará después, lo dejo a tu criterio

No conozco el futuro, pero aparecerán nuevas técnicas para recolectar datos e insertar gente de forma voluntaria al sistema, y como recurso alternativo siempre existirá “es obligatorio”. Las plataformas nunca estarán en pausa, suspendidas ni mucho menos. Estarán analizando y cruzando tu información para utilizarla en el momento correcto. Recicladas o camufladas siempre estarán ahí, pero para reconocerlas basta con preguntarse: “¿Para qué, quiere saber mi ubicacion, conocer las redes WiFi a las que me conecto, que especifique información en poder de declaración jurada?”. Y la respuesta es «No. No quieren tu alma al estilo Shang Tsung… pero de tus datos no podemos decir lo mismo».

– Leer más: ‘Dime dónde estás parado y te diré quién eres
– Leer más: ‘Una App para dominarnos a todos


COMENTARIOS

Comments are closed.