INTERNAS DESCONTROLADAS PONEN EN JAQUE AL GOBIERNO

Peligro


El Diario | Regionales

En un contexto donde se vuelve imperioso el ajuste de gastos, el ministro de Gobierno José Grazzini decidió pagar los pasajes a los repatriados con fondos públicos, y desató una feroz interna con el ministro de Seguridad, Federico Massoni. Las fricciones en el Gabinete están en ascenso, y pone en evidencia que el gobernador Mariano Arcioni no controla las huestes.
El malestar creciente en toda la provincia ante el atraso en el pago de los sueldos, pedidos de juicio político, reclamos de trabajadores estatales, amenazas de renuncias en Salud y marchas de grupos feministas, no son el único frente que preocupa al gobernador Mariano Arcioni.
Por estas horas otro serio problema radicaría en la feroz interna desatada dentro del Gabinete. Y si bien la llegada del Andrés Meizsner a la Secretaría General de la Gobernación le dio un poco de aire “político” a la alicaída gestión gubernamental, el mayor frente de tormenta se dan entre el menguante ministro de Seguridad, Federico Massoni, y José Pepe Grazzini, el ministro de Gobierno.
La situación de Trelew y su circulación comunitaria de Coronavirus generó una batalla donde, como siempre, también habría intereses económicos. Cuando el ministro Grazzini insistió en seguir trayendo “repatriados” en vuelos y, principalmente en colectivos, el ministro Massoni puso el grito en el cielo. Avisó que la policía no iba a poder controlar la situación y que los “repatriados” cumplan con la cuarentena obligatoria. Tras semanas de exhibir una presencia territorial muy fuerte, la policía del Chubut tiene signos de cansancio.
El entredicho que cruzó a los ministros de Seguridad y Gobierno fue zanjado por el propio gobernador dándole la razón a Grazzini. Esto derivó en un “festival de contrataciones”. Y si bien “Pepe” dijo que los traslados fueron privados, en realidad los pagó la Provincia a través del área de Trasporte, que depende justamente de Grazzini.
La cantidad de pasajeros que llegaron a Trelew se habría traducido en los casos positivos que salieron a la luz. En este contexto, Massoni remarcó que el virus “ingresó por dos caminos: por la gente que trajimos a través de los aviones que venían del exterior y de otras ciudades, y otra en los colectivos”, con las personas varadas en otros puntos del país. El dardo iba dirigido a Grazzini.
El Ministro evitó generalizar y remarcó que se gestionó el regreso de los vecinos porque “son chubutenses, pero lógicamente hay alguien que no cumplió con la cuarentena, y ese es el que fue detonando estos casos que se están presentando ahora”, lamentó.


COMENTARIOS

Comments are closed.