TRAS EL FUERTE CIMBRONAZO DEL MES DE ABRIL

En dos años la producción de la industria sufrió una caída del 25%


El Diario | Economia | Politica | Regionales

Acompañada por casi todas las variables económicas del mundo, la actividad industrial en Argentina sigue sintiendo los cimbronazos del coronavirus. A esto hay que sumarle que este rubro ya venía sintiendo golpes desde antes de que inicie la pandemia de Covid-19, por lo que la merma se siente aún con más potencia.
Puntualmente, se espera que para cuando termine el año la producción industrial caiga 25% en su producción, entre 2018 y 2020. Entre las devaluaciones que arrancaron en la última parte del gobierno de Mauricio Macri y el coronavirus se consolidó un veloz proceso de desindustrialización. La contracción de 33,5% interanual en abril, que además fue de 32,4% en la comparación con febrero, batió todos los récords y terminó de dejar en la lona al sector. En adelante, la expectativa es que ese haya sido el piso definitivo y que en los próximos meses arranque una muy lenta recuperación.
La baja registrada en abril, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) a través del informe del Índice de Producción Industrial (IPI) Manufacturero, no encuentra comparación posible. En abril del 2002, la contracción interanual fue de 15,1%. La baja provocada por el mes de la cuarentena más rígida se montó sobre dos años de puras caídas en la producción fabril. Por eso, al comparar con el mismo mes del 2018 se observa un derrumbe de 40,2%.

Caída anual de dos dígitos

Al respecto, el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, afirmó en su cuenta de Twitter que “aún descontando una recuperación relativamente rápida en los próximos meses, con la flexibilización progresiva de las restricciones, la caída anual ya está cómoda en zona de 2 dígitos”
Si semejante número se corrobora, se trataría del peor año desde que existen mediciones oficiales. En el total del 2002 la baja fue de 10,6%. Pero además la gravedad del dato reside en que ese derrumbe se acumula con las otras dos caídas más graves de las últimas décadas: la de 2019, que fue de 6,3% y la de 2018, que fue de 5%. Al acumular lo ocurrido entre 2018 y 2020, la contracción llegaría a 24,3%. Un cuarto de la producción industrial.

Crisis productiva histórica

Entre los industriales, las proyecciones ya eran malas antes de que el Covid-19 provocara la crisis productiva que apunta a ser de las más grandes de la historia. Ahora son peores, recordando que el IPI del INDEC mostró que mientras que en febrero el 20,8% de ellos esperaba una mejora en el mercado interno para los tres meses siguientes y sólo 31,4% esperaba que empeorara, en abril cambió: el 8,7% proyecta una mejora y el 75,5% espera que la demanda interna disminuya. El 15,8% no espera variaciones. Con todo, el 91,3% de los encuestados por el INDEC aguara un escenario igual o peor para mayo-julio.


COMENTARIOS

Comments are closed.