MALDITA TECNOLOGÍA

Demandarán a Google por 5.000 millones de dólares


El Diario | Contra Tapa

La privacidad es un vehículo de protección al ciudadano y, como tal, ha evolucionado en forma de derechos civiles y nuevas obligaciones a las empresas. Las grandes compañías de internet son conscientes de que se les audita con mayor determinación por parte de las autoridades. Una demanda colectiva acusa a Alphabet, multinacional estadounidense, de “invadir ilegalmente la privacidad” de millones de usuarios al considerar que “rastrea de manera generalizada” su actividad en los navegadores de internet cuando se utiliza el “modo incógnito”.
La denuncia, presentada este martes por el bufete Boies Schiller Flexner ante el tribunal federal de San José (California, EE.UU.), reclama unos 5.000 millones de dólares (4.460 millones de euros). Los denunciantes argumentan que el servicio de la empresa “invade ilegalmente la privacidad de los usuarios” al “rastrear a los usuarios” incluso cuando estos navegan bajo el modo “incógnito” o modo privado. Se trata de una función de privacidad incorporada en algunos navegadores de internet como Chrome, propiedad del gigante estadounidense. Esta opción permite que el sistema no guarde información sobre la página, como “cookies” y “caché web” ni registre la navegación a dicha página en el historial.
Muchos usuarios de internet dan por sentado que su historial de búsquedas no se almacena cuando navegan en modo privado, pero desde la empresa estadounidense han insistido en anteriores ocasiones que no es exactamente así. Fuentes de Google niegan a ABC que esto sea ilegal y, según se recoge en sus términos de uso, promete que Chrome “no guarda tu historial de navegación, las “cookies”, los datos de sitios web ni la información introducida en los formularios”, al tiempo que tampoco se eliminan los archivos descargados ni los marcadores añadidos. “El modo de incógnito en Chrome te da la opción de navegar por internet sin que tu actividad se guarde en tu navegador o dispositivo. Como manifestamos claramente cada vez que un usuario abre una nueva pestaña de incógnito, las páginas web pueden recopilar información sobre su actividad de navegación durante su sesión”.
En sus términos de uso se recoge: “Tu actividad sigue siendo visible para los sitios web que visitas, tu empresa, centro educativo o tu proveedor de servicios de internet”, asegura la compañía. La demanda colectiva propuesta se hace extensible a “millones” de usuarios que desde el 1 de junio de 2016 navegaron por internet en modo privado. El modo de incógnito dentro del navegador Chrome, propiedad de Google, ofrece a los usuarios la opción de buscar en internet sin guardar su actividad en el navegador o dispositivo utilizado. “Según parece están confundiendo para lo que sirve la navegación privada de Chrome”, explica a ABC Samuel Parra, experto en derecho digital.
“La navegación privada de Chrome es para no dejar rastro de la navegación en tu propio terminal y para hacer una navegación limpia en el sentido de no arrastrar “cookies” que hayas ido recopilando con la navegación normal”, sostiene. “No sirve -insiste- para que las páginas web que visites no te puedan identificar desde el punto de vista de un navegante con Google Analytics por ejemplo”. Las páginas web visitadas, sin embargo, pueden usar herramientas de análisis como Google Analytics para conocer algunos datos relevantes. La denuncia incide en que Google no debería continuar “participando en la recopilación de datos encubiertos” y “no autorizados de prácticamente todos los estadounidenses con un ordenador o teléfono”.


COMENTARIOS

Comments are closed.