21.000 LITROS DE DIÉSEL FUERON VERTIDOS POR ACCIDENTE EN LA REGIÓN DEL ÁRTICO RUSO

Aseguran que el derrame en Rusia es un «desastre ecológico»


El Diario | Internacionales | Medio Ambiente

El pasado 29 de mayo ocurrió una catástrofe ambiental considerada grave, a partir del vertido de más de 21.000 toneladas de diésel en la región del Ártico ruso.

El derrame tuvo lugar en una central eléctrica situada a unos 10 km al oeste de Norilsk, una gran ciudad en el extremo norte de Siberia Occidental cerca del Círculo Polar Ártico.

Según se explicó, las altas temperaturas en la región de Norilsk derritieron el «permafrost», capa de hielo permanente en el suelo, produciendo fallos estructurales en uno de los pilares que sostenían un inmenso deposito con unas 21.000 toneladas de diésel.


COMENTARIOS

Comments are closed.