LO QUE NOS FALTABA, UN ROBOT CUCARACHA

Animalito e’ dios


El Diario | Contra Tapa

Los robots insectoides reflejan el asombroso progreso de la microrrobótica. Inspirados en los insectos y otros animales diminutos, exhiben, pese a su miniaturización, muchas capacidades que tradicionalmente han sido consideradas exclusivas de robots grandes. Un nuevo robot cucaracha constituye un asombroso ejemplo de ello.
HAMR-JR es uno de los robots más pequeños y hábiles hasta la fecha. Este robot aún no puede trepar con la agilidad de las cucarachas biológicas, pero puede correr, saltar y transportar cargas pesadas. Este microrrobot ha sido desarrollado por investigadores de la Escuela John A. Paulson de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS, por sus siglas en inglés), y el Instituto Wyss para la Ingeniería Biológica Inspirada, ambas entidades vinculadas a la Universidad de Harvard en Estados Unidos.
Del tamaño de un centavo, el robot cucaracha HAMR-JR puede realizar casi todas las hazañas de su predecesor de mayor tamaño, lo que lo convierte en uno de los microrrobots más diestros hasta la fecha. «La mayoría de los robots a esta escala son bastante simples y solo demuestran una movilidad básica», aclara Kaushik Jayaram, del equipo técnico.
El nuevo robot cucaracha mide 2,25 centímetros de largo y pesa unos 0,3 gramos, un peso mucho menor que el de una moneda típica. Puede correr a una velocidad de 14 longitudes de cuerpo por segundo, lo cual lo hace no solo uno de los microrrobots más pequeños sino también uno de los más rápidos.
En el equipo técnico de este robot cucaracha han participado también Jennifer Shum, Samantha Castellanos y E. Farrell Helbling. El proyecto ha contado con el respaldo de la DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos). (Fuente: NCYT Amazings)


COMENTARIOS

Comments are closed.