BEACH HANDBALL

Francisco Rosetto, no afloja en la cuarentena


El Diario | Deportes | Regionales

Desde Buenos Aires y acompañado por toda su familia, el jugador del seleccionado argentino y chubutense de Beach Handball, Francisco Rosetto, dialogó con el área de prensa de Chubut Deportes.
El trelewense, radicado desde hace algunos años allí, donde se formó académicamente y a la vez, jugando para el Club Municipalidad de la Ciudad de Vicente López.

Rosetto entre el handball indoor y el beach

Desde la creación de los Juegos Nacionales de Playa en 2016, los deportes de arena tuvieron un salto exponencial en el país. Sin embargo, la competencia demostró que Chubut está entre las principales provincias de Beach Handball.
Por eso, a la hora de cortar la hegemonía de Buenos Aires en los seleccionados nacionales; los jugadores chubutenses fueron algunos de los primeros protagonistas en esta federalización del deporte. Entre esos jugadores, está Francisco Rossetto.
Durante el 2019, el jugador nacido en Trelew tuvo la oportunidad de su primera experiencia internacional junto al seleccionado argentino al participar en el Sudamericano de Rosario: “Fue una experiencia única y para la cual venía entrenándome desde que empecé a dar mis primeros giros durante los veranos en Playa Unión y Pto Madryn. Además, al ser en el país le daba un condimento extra, la localía, la gente alentando, la familia cerca, algo realmente hermoso que por desgracia no tuvo un final feliz por el 5to lugar que obtuvimos pero que claramente nos sirvió como equipo para aprender y progresar en todos los sentidos”.
Francisco se formó como jugador de handball en el Club Muzio de Trelew. Desde su arribo a la ciudad de Buenos Aires (es Licenciado en Administración de Empresas y Contador Público, ahora además estudia Abogacía), durante el año entrena con el seleccionado argentino de Beach Handball y se desempeña como extremo izquierdo en el Club Municipalidad de la Ciudad de Vicente López (VILO), de la Liga de Honor, la máxima categoría Nacional de Handball.
“El año pasado la verdad es que ni bien terminé en diciembre con el Club no tuve ni vacaciones”, asegura, “con la Selección de Beach Handball ya habíamos retomado los entrenamientos desde agosto de 2019 con vistas al Mundial que se iba a realizar en Italia en julio de este año”.
Debido a la situación actual, los objetivos fueron modificándose como en el resto de los deportes. Ahora durante la cuarentena obligatoria, Francisco se encuentra en Buenos Aires junto a toda su familia. Esto le da la posibilidad de entrenar junto a su hermano, Valentino Rossetto, quien pudo retornar al país desde Italia. “Antes que dictaminen la cuarentena nos trasladamos a la casa de mis papas junto a mis hermanos, asique estamos todos juntos en familia en lo de ellos cumpliendo con el aislamiento, asique entre el espacio para entrenar y la compañía se hace mucho más llevadero”.

Continúa los entrenamientos

A la hora de hablar de los entrenamientos durante la cuarentena, Rossetto cree que “ningún deportista de alto rendimiento estaba listo para este tipo de medidas y condicionantes a la hora de entrenar. Pero tanto con el club como con la Selección los entrenadores han buscado alternativas para alejarnos lo menos posible del nivel en que nos encontrábamos y darle prioridad a cosas que normalmente no se le brindan tiempo o directamente tratando de que uno no se vuelva loco”.

El Mundial, la meta de este año

Los objetivos para este 2020 cambiaron para Rossetto como para el resto de los deportistas. “Como dije antes, a nivel personal la máxima competencia de este año era el Mundial y para el cual nos encontrábamos entrenando con la Preselección Argentina”, destaca y además agrega: “Pese a que aun no fue reprogramado, seguimos entrenando con esa incertidumbre, pero teniendo en cuenta de que vamos a salir adelante y que uno tiene que estar de la mejor manera en ese momento para retomar la rutina deportiva. La idea era pelear un puesto para poder estar en el Mundial, venía muy motivado y metido en los entrenamientos y aún estoy en esa sintonía, tenemos entrenamientos digitales con la gente de la Selección, reuniones de análisis tácticos y entrenamientos cognitivos, más planificaciones físicas asique en ese aspecto lo único que se extraña es el compartir con el equipo y tener los pies en la arena”.

Dedicado a VILO

Mientas que con el Club VILO, Francisco también mantiene entrenamientos y conexiones diarias: “estamos entrenando a fondo también porque en cuanto todo vuelva a la normalidad y se retome la actividad deportiva tendremos que estar a la altura de la Liga de Honor (la mejor liga del país), para pelear por estar en los puestos de arriba”.

Becado por Chubut Deportes

La beca otorgada por Chubut Deportes es un reconocimiento al esfuerzo diario, destaca Rossetto y considera “sirve como gran herramienta para potenciar a los deportistas provinciales. No nos olvidemos que muchos de nosotros somos amateurs y que uno para jugar tiene que bancarse solo”.
“Creo que representa el fruto del esfuerzo de entrenar arduamente sabiendo que se puede llegar. Cuando uno está ahí se lo reconoce, tal vez estaría bueno que se apliquen este tipo de incentivos a chicos con proyección, para que realmente sientan una motivación al respecto y no solo se premie el llegar, sino también durante el camino”, agregó.

Disfrutando de su familia

Por último, Rossetto valora el lado positivo de la cuarentena. Ya que considera que “nos dio tiempo para reflexionar en muchos aspectos de la vida. Personalmente me dio el tiempo y agradezco para estar con toda la familia junta y disfrutarlos todo el día, que es algo que normalmente no me sucede o que solo puedo hacerlo algún día de la semana”, aseguró.


COMENTARIOS

Comments are closed.