CREER O REVENTAR

Estudio científico desliza que podría producirse cerveza en otros planetas


El Diario | Contra Tapa

La atmósfera de la Tierra está constituida básicamente por nitrógeno, oxígeno y argón, pero si retiramos todos estos elementos y los sustituimos exclusivamente por hidrógeno, la vida puede seguir.
Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en EE UU) han comprobado que dos especies de microorganismos, uno procariata (la popular bacteria Escherichia coli) y otro eucariota (Saccharomyces cerevisiae, la levadura de cerveza) son capaces de sobrevivir en una atmósfera con el 100% de hidrógeno. Los científicos, que publican su estudio en la revista Nature Astronomy, sometieron a esas condiciones a los dos microorganismos y descubrieron que ambos podían crecer y multiplicarse normalmente.

Validación experimental

Eso sí, lo hacían a velocidades menores que en el aire: dos veces más lento en el caso de E. coli y unas 2,5 veces más despacio en S. cerevisiae, debido a la falta de oxígeno, pero la curva de crecimiento de las dos siguió adelante y se estabilizó en las ocho horas en la bacteria y 80 horas en la levadura. Estos hallazgos indican que la vida podría prosperar en una variedad mucho más amplia de entornos exoplanetarios de lo que se pensaba hasta ahora. En concreto, en planetas rocosos más masivos que la Tierra que retengan gran cantidad de hidrógeno en atmósferas mayores que la nuestra y, por tanto, más fáciles de detectar. “Nuestro objetivo era proporcionar una validación experimental clara y concisa de que la vida puede sobrevivir en atmósferas dominadas por hidrógeno (H2), para que lo tenga en cuenta la comunidad astronómica (más que los biólogos, que ya saben que el hidrógeno no es tóxico para la vida)”, explica la autora principal del trabajo, Sara Seager.

Buscando vida extraterrestre

“Las atmósferas de exoplanetas rocosos con hidrógeno serán relativamente sencillas de estudiar –continúa–, ya que son muchas veces más grandes que las de nitrógeno (N2) o dióxido de carbono, y por tanto, queremos que los astrónomos las acepten en el menú de opciones a la hora de buscar vida”. Otro de los resultados destacados del experimento ha sido comprobar que microorganismos como E. coli son capaces de producir una gran variedad de gases (como óxido nitroso, amoníaco, metanotiol, sulfuro de dimetilo, sulfuro de carbonilo e isopreno) considerados biofirmas potenciales, es decir, posibles indicios de vida que podrían acumularse en cantidades considerables y ser detectados.
“Lo asombroso desde el punto de vista astronómico es que E. coli puede producir muchos tipos diferentes de gases, lo que significa que tiene una maquinaria metabólica diversa, sorprendente para una forma de vida tan simple”, dice Seager, “y esto nos da esperanza de que una gama de gases así pudiera ser producido por formas de vida microbianas simples hipotéticas en exoplanetas”.

Fuente: SINC


COMENTARIOS

Comments are closed.