McGregor confesó detalles de su “desastrosa” preparación para su último combate en la UFC


El Diario | Cultura y Espectáculos

Todos los aficionados de las artes marciales mixtas (MMA) están ansiosos por ver de nuevo a Conor McGregor en la UFC. Cada vez falta menos y la expectativa por verlo dentro del octágono este sábado ante Donald ‘Cowboy’ Cerrone crece con el correr de los días. Será su retorno tras aquella dura derrota ruso Khabib Nurmagomedov, un combate para el que, según el propio luchador irlandés, no se preparó de la mejor manera.

Según ha confesado McGregor en una entrevista con ESPN, su preparación para el combate ante Khabib fue todo “un desastre”. Básicamente, The Notorius dijo que se dedicó a “beber whisky toda la maldita semana” antes de afrontar aquel desafío, lo que lógicamente no lo ayudó a a llegar en óptimas condiciones.

“Tenía veneno dentro de mí, o algo así. Tenía a gente en mi hotel y yo llamaba y organizaba luchas, y ellos venían al gimnasio y mantenían una pelea a puño limpio conmigo sin árbitros. Yo me metía en la guerra, ganaba y dejaba KO al sparring y me marchaba para celebrarlo, volviendo a los tres días”, especificó.

Pero eso ha sido cosa del pasado y tendrá el próximo 18 de enero la posibilidad de limpiar su imagen en el evento llamado UFC Legacy Series 246, que tendrá lugar en Nevada, a 15 meses de su último combate, y frente a Donald Cerrone, el luchador con más combates disputados en la historia de la máxima competición, que viene de dos derrotas consecutivas.

“No estaba haciendo lo que debería haber estado haciendo. Cometí errores y fui lo suficientemente hombre como para admitirlos”, apuntó McGregor, que ha aprendido de los errores su nuevo compromiso, el primero desde su derrota en el UFC 229 de octubre de 2018.

El portal británico Daily Mail informó que McGregor embolsará la cifra más importante en la historia de la firma. Pese a que no habrá ningún título en disputa, el irlandés ganaría unos USD 5 millones, casi el doble de lo que se llevó de su pelea con Khabib. Aunque, de todas formas, es una suma que no se acerca en lo más mínimo a su recaudación de la pelea de boxeo ante Mayweather de agosto de 2017, donde McGregor ganó unos USD 75 millones solo por subir al ring, unos 100 millones si se le suma el pago de patrocinadores.


COMENTARIOS

Comments are closed.