ALBERTO FERNÁNDEZ NEGÓ CONGELAMIENTO EN LAS JUBILACIONES. ESTE LUNES RECIBE A LA MESA DE ENLACE. EL GOBIERNO ANUNCIÓ AUMENTO A PRIVADOS ENTRE CINCO MIL Y OCHO MIL PESOS.

Parando la pelota


“Frenamos un colectivo que iba hacia el precipicio y hay que administrar el caos”, dijo este domingo el presidente Alberto Fernández en una entrevista con América TV, y pidió enérgicamente que “dejen de macanear” sobre esa cuestión a quienes sostienen que hay “congelamiento”, al tiempo que afirmó que el cambio de fórmula de actualización “no significa” un freno al aumento de los haberes.
Con un tono enérgico, Fernández aseguró que “lo único que cambió fue el cálculo de actualización del sueldo” del sistema jubilatorio, y anunció que “en marzo va a haber un aumento para todos” los adultos que componen el espectro previsional.
“No estoy congelando nada”, insistió el Presidente ante la requisitoria del entrevistador, al sostener que el cambio de fórmula de actualización “no significa” un freno al aumento de los haberes.
Fernández sostuvo que asumió la administración del país en “una situación un poco parecida” a la de 2001 “en muchas cosas”, al apuntar que “en aquel momento había 57 puntos de pobreza y ahora 41; una deuda en default y ahora hay un virtual default, y había un problema de desempleo creciente, como ahora”.
“Gracias a Dios no tenemos el estallido social como en 2001, porque la gente votó un cambio”, sostuvo el mandatario en una entrevista con el canal América TV.
También afirmó que las facultades especiales que solicitó a través del proyecto de Solidaridad Social son para “administrar el caos”, al expresar que “lugar donde voy, hay un problema”.
“Sobre cómo ejerza estas facultades voy a tener el control social y, cuando me equivoque, me lo van a reclamar”, profirió el mandatario y remarcó que “trato de evitar hablar de esto, porque tengo la impresión de la que la gente quiere que hablemos de mañana”, sostuvo.
Sobre la ley con medidas de emergencia sancionada por el Congreso recientemente, dijo que se “sentaron las bases para tranquilizar la economía” porque, dijo, “estábamos absolutamente desbordados por alguien que decía que iba a hacer lo mismo, pero más rápido”, en referencia al ex mandatario Mauricio Macri.

El campo

El Presidente aseguró que “aprendió” del conflicto de 2008 por la resolución 125 con el sector agropecuario por las retenciones a las exportaciones, y aseguró que por ello no cometerá “dos veces ese error”, por lo que propuso entonces la “segmentación” de ese gravamen para distintos tipos de productores.
En ese sentido, se conoció que el Presidente recibirá este lunes a la Comisión de Enlace del agro. El encuentro será en Casa Rosada a las 15 y tiene como objetivo analizar la nueva regulación de las retenciones dispuesta en el marco del paquete de leyes de emergencia.
La reciente sanción de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva fue cuestionada por las asociaciones de productores agropecuarios porque en el paquete de normas que envió el Gobierno al Congreso se incluyó un artículo sobre derechos de exportación que habilita al Ejecutivo a “establecer mecanismos de segmentación y estímulo tendiente a mejorar la rentabilidad y competitividad de los pequeños productores y cooperativas”.

Ante ello, la Federación Agraria reclamó al Gobierno “información precisa y clara” respecto a ese artículo añadido a la norma al considerar que era “difuso” el mecanismo para implementarlas.
La convocatoria del Gobierno responde a un reclamo de productores que convocaban a un paro los días 26 y 27 de diciembre en reclamo a la inacción de la Mesa de Enlace, con un cese de comercialización y manifestaciones al costado de las rutas.

Aumento remunerativo

Luego de la sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, el Gobierno se dispone a implementar más medidas económicas, entre ellas un aumento salarial para trabajadores privados, así como también el relanzamiento de los Precios Cuidados. En declaraciones a la prensa porteña, el ministro de Trabajo Claudio Moroni confirmó una suba salarial a cuenta de futuros aumentos de paritarias.
«Queremos que los sectores que perdieron poder adquisitivo recuperen lo más que puedan. Esto es un piso de la negociación salarial, queda incorporado al salario. No es un bono y será remunerativo», manifestó.
La inflación deterioró el poder adquisitivo de los trabajadores en los últimos años. Según se supo, el aumento será de entre 5.000 y 8.000 pesos y será remunerativo, a cuenta de las futuras paritarias.
Moroni explicó que el aumento tiene como fin poner un piso a las futuras negociaciones de paritarias, las cuales se gestarán en los próximos meses, luego de un año con una inflación superior al 55%.
Además, subrayó que irá acompañado por una negociación con los empresarios para evitar su traslado a precios. “La política de precios y salarios tiene que ser convergente. Si los aumentos nominales se van a precios, no servirá de nada”, remarcó.
En un principio, algunos gremios apuntaban a que el aumento sea de $10.000, pero las empresas adelantaron al Gobierno que esa suma sería muy difícil de pagar en algunos rubros, por lo que se definió que sean menores. En las próximas horas se definirán medidas en el Ejecutivo, con la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva en mano. (Fuentes: Télam, LN, LP)


COMENTARIOS