EN CHUBUT LOS GREMIOS ESTATALES RECLAMAN LOS ACUERDOS PARITARIOS

Los argentinos seguirán perdiendo poder adquisitivo hasta fines de 2020


Según distintas entidades que se dedican a hacer análisis estadísticos, el poder adquisitivo de los asalariados se desplomó año a año durante el último lustro, como consecuencia de que los incrementos salariales siempre estuvieron por debajo de la inflación, o al menos en la mayoría de los casos.
A pesar de las expectativas con el cambio de gobierno, el panorama para el año próximo no es muy alentador. Puntualmente, un informe de la consultora económica Ecolatina analizó las perspectivas de cara al 2020, de las cuales se desprende que el contexto seguirá siendo complejo para la economía argentina y “sólo algunos sectores podrán salir a flote, mientras que otros concluirán el año todavía sumergidos en recesión”. En este marzo, los analistas coinciden en que el salario promedio no logrará ganarle a la inflación sino hasta fines de 2020.
Pese a la batería de medidas tendientes a mejorar el poder adquisitivo de los sectores de menores ingresos, promovidas por la nueva gestión, el salario promedio no logrará ganarle a la inflación. Asimismo, con los actuales controles cambiarios estiman una política monetaria un poco más expansiva, pero “no lo suficiente para impulsar la economía en el corto plazo”.
De esta forma, consideran en la consultora que el Producto Bruto Interno (PBI) promediará en 2020 su tercer año consecutivo de caída, “aunque si se aleja el fantasma del default, podría empezar a recuperarse en el segundo semestre y concluir el año con valores positivos”.

Sector de la construcción

Respecto al sector de la Construcción, en Ecolatina señalaron que durante 2020 continuarán vigentes los efectos contrapuestos sobre la actividad que dejó la depreciación del peso y la escasez de crédito: “escaso poder de compra de los trabajadores (demanda) versus elevada rentabilidad para los desarrolladores (oferta)”.
Si bien no se esperan grandes cambios en el rubro, desde la consultora señala que es importante esperar definiciones de la nueva administración respecto del financiamiento al sector (Pro.Cre.Ar, UVA). No obstante, se sumará un factor adicional que puede tener impactos positivos sobre la actividad: las restricciones cuantitativas al acceso al mercado de divisas. “En un contexto de cepo cambiario, la construcción se configura como una opción para dolarizar ahorros”, argumentaron. En este contexto la construcción podría experimentar una mejora hacia la segunda parte del año y concluir el 2020 bajo un proceso de reactivación.

Sectores exportadores

Asimismo, aquellos sectores que presten servicios al exterior tendrán mejores resultados. Tal es el caso del turismo receptivo, que ante la depreciación del peso, los destinos nacionales se abarataron en términos relativos frente a los internacionales, incentivando la llegada de turistas extranjeros y promoviendo, en el caso de residentes, la sustitución de destinos en el exterior por locales. En este contexto podría situarse a la localidad chubutense de Puerto Madryn, donde el turismo es una de las actividades principales.
“Más allá de ello, el sector de servicios más golpeado en 2020 será el inmobiliario. El cepo cambiario lo configura como uno de los grandes perdedores del año, dado que sus transacciones se hacen en moneda extranjera”, señaló el informe.

Reactivación en la industria

Respecto a la industria, para Ecolatina luego de dos años consecutivos de contracción, el sector podría concluir el 2020 con una reactivación. Por un lado, al igual que ocurrió en 2019, las ramas industriales vinculadas al sector agrícola lograrían mantenerse en expansión gracias a la buena performance que tendría el campo. Entre ellas: agroquímicos, molienda y panificados.
Por su parte, se espera que la producción de carne continúe creciendo de la mano de mayores exportaciones. El mayor consumo de carne en los países asiáticos, sumado a la crisis sanitaria que atraviesa dicha región, auguran una mayor demanda desde el exterior.
Por último, el informe adelantó que la protección sobre sectores mercado internistas e intensivos en mano de obra se acreciente. Restricciones cuantitativas a las importaciones (licencias no automáticas) y créditos blandos a ramas fabriles como electrodomésticos, textil, cueros y juguetes se verían beneficiados.

Conflictos en Chubut

En Chubut la cuestión salarial no es algo que esté ajeno a la coyuntura actual, sino todo lo contrario. Desde hace varios meses que los trabajadores de la Administración Pública de la Provincia están percibiendo sus haberes de manera escalonada, y todavía no hay fechas para que finalice el cronograma de pagos bajo esta metodología. En un principio las autoridades del Poder Ejecutivo habían indicado que la idea era salir de este mecanismo antes de que finalice 2019, pero esto no se logró y todavía no hay una fecha cierta para alcanzar dicha meta.
En cuanto a los aumentos salariales, en los primeros meses del año se registraron aumentos a prácticamente todas las dependencias del Estado. No obstante, en muchos casos todavía no se cumplieron con los incrementos paritarios homologados, lo que es uno de los motivos que generaron las protestas, reclamos y paros por parte de los empleados públicos chubutenses.
En estos días se volverán a desarrollar reuniones en Casa de Gobierno, en la localidad de Rawson, para que el Gobierno de Mariano Arcioni especifique cuáles serán las fechas exactas en las que se cancelarán estos compromisos. En este contexto, vale recordar que desde distintos gremios impulsaron reclamos contundentes ante este panorama.
Por un lado, desde la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) afirmaron que en caso de que no se cancelen todas las deudas, el Ciclo Lectivo 2020 no arrancará en la fecha prevista. Por su parte, los empleados nucleados en el Sindicato de Trabajadores Viales de Chubut (SiTraViCh) realizaron la semana pasada un corte de ruta entre Trelew y Gaiman, al tiempo que adelantaron que este tipo de medidas podría replicarse en caso de no obtener lo exigido ante el Poder Ejecutivo chubutense.


COMENTARIOS