BUSCAN DESALENTAR LA OFERTA COMPULSIVA DE PRODUCTOS CON “CALORÍAS VACÍAS”

En Madryn prohíben que supermercados vendan golosinas en línea de cajas


El Diario | Politica | Puerto Madryn | Salud

Durante el último encuentro legislativo, el cuerpo de concejales saliente aprobó un proyecto de Ordenanza presentado por el edil del oficialismo, Enzo Terrera, quien encara un segundo mandato a partir de este lunes; la iniciativa establece la prohibición de la oferta de golosinas y gaseosas junto a las líneas de caja de los supermercados, en un intento por impulsar hábitos alimentarios saludables.
El edil, que en esta ocasión recibió la colaboración del concejal entrante Marcelo Vaccaro, ya había incursionado en cuestiones relativas a la salud, el bienestar y la nutrición, cuando en noviembre del año pasado había presentado una Comunicación a los diputados nacionales, para que den tratamiento y aprueben un proyecto que establecía la inclusión de alimentos para celíacos (sin T.A.C.C.) dentro del programa Precios Cuidados.
Ahora, la propuesta busca establecer un parámetro en lo referido a los hábitos alimenticios, principalmente en el segmento de la población más joven, donde los niños son los más habituales consumidores de los productos ofrecidos en dicho sector de las grandes superficies.
Una iniciativa similar tomó estado de Ley en Río Negro hace unos tres meses, lo que indicaría una tendencia a este tipo de legislaciones, que buscan desalentar hábitos de consumo que puedan provocar distintas afecciones a la salud, entre ellas la diabetes.

Menor oferta

La propuesta había sido presentada sobre Tablas por Terrera, y recibió la unanimidad de los bloques durante la última Sesión Ordinaria.
Según el documento, ahora convertido en normativa, se prohíbe “todo tipo de oferta de chocolates, alfajores, galletitas dulces y golosinas que contengan azúcar o jarabe de maíz de alta fructuosa, en las cajas registradoras, puertas de acceso y salida y hasta en tres metros de su ubicación, en supermercados e hipermercados en todo el ámbito de la ciudad de Puerto Madryn”.
Asimismo, en su segundo artículo, la Ordenanza prevé una prohibición similar, aunque para “bebidas que contengan azúcar o jarabe de maíz de alta fructuosa en cualquiera de sus formas, de frutas artificiales o bebidas energizantes”.

Qué son las “calorías vacías”

El proyecto fue elaborado por Terrera, del bloque oficialista, conjuntamente con el nuevo primer concejal de Chubut al Frente, Marcelo Vaccaro; un profesional vinculado al ámbito de la salud, que ya había anticipado que trabajaría sobre cuestiones sanitarias durante su gestión que inicia este lunes.
En sus considerandos, el documento que ahora rige como normativa expresa que “el azúcar y el jarabe de maíz son dos de los principales edulcorantes usados por la gente para mejorar el sabor de sus alimentos y bebidas”, agregando que “en términos nutricionales, ambos se conocen como fuente de ‘calorías vacías’, es decir, que tienen un montón de calorías pero no poseen valor nutritivo”.
Consecuentemente, los ediles consideraron necesario que esta clase de productos no estén presentes en sitios de paso obligatorio de las grandes superficies comerciales, algo que suele incentivar su consumo.
Restará definir cuál será la autoridad encargada de controlar que la norma se cumpla, al menos en las grandes superficies presentes en Puerto Madryn, que totalizan casi una decena.

Distribución regional

Una propuesta similar fue impulsada en la provincia de Río Negro y tomó estado de Ley Provincial el pasado mes de agosto, estableciendo que los productos con alto contenido de azúcar no podrán estar en las proximidades inmediatas a las cajas de los supermercados; naturalmente, los supermercadistas se posicionaron en contra de la norma, advirtiendo que la misma afecta el derecho a la comercialización.
Sin embargo, terminó convirtiéndose en Ley el proyecto que apunta a que el expendio de dulces y bebidas con un alto nivel calórico en espacios comerciales de paso obligatorio por los clientes, sea limitado con el fin de evitar situaciones de oferta compulsiva.
Uno de los motivos citados por los autores del proyecto fue precisamente sanitario, indicando que los costos directos de la atención sanitaria de la diabetes representan ya entre un 2,5 y un 15 por ciento de los presupuestos anuales de atención de salud, agregando que en América Latina, el 77 por ciento de las muertes y el 69 por ciento de la carga de enfermedades es atribuida a las Enfermedades Crónicas no Transmisibles.


COMENTARIOS

Comments are closed.