REFERENTES DEL EJECUTIVO HABÍAN CUESTIONADO LA EMISIÓN DE LETRAS DURANTE EL MACRISMO

El Gobierno nacional tomó deuda por 76.000 millones de pesos


Luego de cuestionar durante varios meses al ex presidente Mauricio Macri por la contundente emisión de deuda durante sus cuatro años a cargo de la Casa Rosada, ayer el Gobierno de Alberto Fernández oficializó la emisión de Letras del Tesoro por más de 76.000 millones de pesos, con vencimiento fijado para el 23 de junio de 2020, a ser suscriptas a la par por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS).
La decisión se formalizó con una resolución conjunta de las Secretarías de Finanzas y de Hacienda, publicada en el Boletín Oficial de la víspera. Puntualmente, las Letras, por un total de 76.323.532.130 millones de pesos, tienen como fecha de emisión y suscripción el 26 de diciembre de 2019, con plazo de vencimiento a los 180 días y precio de suscripción a la par.
La amortización será íntegra al vencimiento y devengará intereses a la tasa nominal anual equivalente a Badlar Privada más 300 puntos básicos (en torno al 44% anual). Los intereses, en tanto, serán pagaderos íntegramente al vencimiento y serán calculados sobre la base de los días efectivamente trascurridos y la cantidad exacta de días que tiene cada año, de acuerdo con lo dispuesto.
La moneda de emisión, suscripción y pago son los pesos; la forma de colocación, por suscripción directa y estas Letras serán intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales.
El Poder Ejecutivo recordó que el decreto 668 del 27 de septiembre de 2019, dispuesto por el Gobierno anterior, estableció que hasta el 30 de abril de 2020, las Jurisdicciones y Entidades del Estado Nacional, así como la totalidad de las empresas, entes y fondos fiduciarios, y los fondos y/o patrimonios de afectación específica administrados por cualquiera de los organismos, sólo podrán invertir sus excedentes transitorios de liquidez mediante la suscripción de Letras emitidas a no más de 180 días por el Tesoro Nacional.
“En ese marco se ha acordado con las autoridades del FGS la suscripción de Letras del Tesoro en Pesos precancelables, a 180 días de plazo”, justificó el Gobierno Nacional al anunciar la noticia.
Vale remarcar que en la ley de Emergencia Económica que votó el Congreso Nacional días atrás, el Poder Ejecutivo amplió de manera transitoria el límite de la cartera del FGS que puede invertirse en deuda pública hasta el 70% del total desde el previo 50%.
A fines de agosto, cuando la administración de Mauricio Macri anunció el reperfilamiento de la deuda emitida en pesos, el mercado local se cerró y el Ejecutivo redirigió sus necesidades de pesos a los organismos públicos, con el FGS de la ANSeS a la cabeza.

Ya se transfirió el primer bono de 5.000 pesos para los jubilados

El bono de 5.000 pesos anunciado por el Gobierno Nacional para jubilados y pensionados estaba previsto para el lunes 30 de diciembre, pero finalmente fue adelantado al día de ayer. Si bien no alcanza a todos los jubilados, la medida llega a quienes cobran la mínima o no superan los 19.068 pesos de haber mensual. Esto es porque la iniciativa oficial fijó un “piso garantizado” en ese nivel hasta el cual todos los beneficiarios recibirán el plus de fin de año. El mismo día también se pagará un plus de 2.000 pesos para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
El presidente Alberto Fernández estableció el pago de dos bonos de 5.000 pesos para jubilados y pensionados, uno en diciembre y otro en enero, más un plus para beneficiarios de la AUH como compensación ante la interrupción de la actualización automática de los haberes.
El esquema abarca a alrededor de 4,5 millones de jubilados y pensionados, más 2,2 millones de padres de niños que perciben la AUH. El pago del bono en enero se hará junto con el de los haberes. Son pagos por única vez.
Puntualmente, en la víspera cobraron el bono todos los jubilados y pensionados que tengan haberes mensuales por 14.068 pesos brutos -la mínima- o menos. También quienes cobren entre esa cifra y 19.068 pesos mensuales, las jubilaciones más bajas, aunque en ese caso será por montos menores. Esto es para evitar que algunos beneficiarios salgan perjudicados por cobrar apenas por encima de la mínima.
Cabe aclarar que en el caso de los beneficiarios de la AUH el plus de 2.000 abarca a todos. De esta manera, el esquema deja afuera a unos tres millones de jubilados y pensionados que perciben haberes por encima del piso garantizado que no tendrán acceso a un plus en diciembre y enero.


COMENTARIOS