VERSIONES SOBRE PAGO EN CUOTAS A PARTIR DE ENERO GENERÓ MALESTAR EN LOS GREMIOS

Crece la incertidumbre sobre el pago del aguinaldo a estatales


El Gobierno de Chubut emitió letras por poco más de 1.500 millones de pesos para hacer frente al pago de los empleados públicos ubicados en el tercer rango del pago escalonado, que son los que cobran entre 65.001 pesos y 150.000, los cuales cobrarían este fin de semana. Restando aún el pago de los haberes de noviembre a los empleados públicos que tienen ingresos superiores a los 150 mil pesos. Con este escenario, trascendió ayer con fuerza, que desde el Ministerio de Economía evaluaban diferentes escenarios respecto de la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC), y fuentes de esa cartera admitieron que una de las opciones que deberían echar mano ante la falta de disponibilidad de recursos, es pagar el aguinaldo en cuotas a partir de enero. Aunque todo dependerá si el gobierno nacional acude o no en auxilio de la Provincia para hacer frente a estas obligaciones.
La semana ya está por finalizar y eso representa, entre otras cosas, que está próximo a llegar el día establecido para el pago de salarios del tercer rango de los trabajadores de la Administración Pública de Chubut. No obstante, actualmente la Provincia presentaba algunos inconvenientes para hacer frente a esta obligación, ya que en los primeros días de la semana en curso las arcas estatales no llegaban a cubrir los fondos necesarios para garantizar la integridad del pago.
Como consecuencia de esto, la administración de Mariano Arcioni volvió a emitir deuda para hacer frente a gastos corrientes. En este caso, es para el depósito de haberes de aquellos empleados públicos que tengan un sueldo de entre 65.000 y 150.00 peso. En el caso de los jubilados, estarían cobrando mañana viernes, mientras que los activos lo harían el sábado. Específicamente, se trata de los bonos que vencían ayer y que habían sido emitidos por 1.300 millones de pesos, pero con los intereses ahora suma un total de 1.580 millones de pesos, a vencer dentro de 60 días.
Cabe aclarar también que ayer hubo una reunión clave para el futuro económico de Chubut y sobre las posibles ayudas que podría aportar el Gobierno Nacional. Si bien no trascendieron los pormenores de este encuentro, ayer el ministro de Hacienda de la Nación, Martín Guzmán, recibió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al gobernador Mariano Arcioni y al ministro de Economía y Crédito Público de la Provincia, Oscar Antonena.

Afrontar lo más difícil

Vale destacar que el pago del tercer rango de los trabajadores de la Administración Pública presenta varios inconvenientes propios. Al tiempo que Chubut todavía no cuenta con los ingresos propios más contundentes, resulta que las erogaciones para estos trabajadores son de las más significativas de todos los grupos, ya que alcanza los 1.700 millones de pesos. En contrapartida, el pago para el cuarto rango le demanda a la Provincia unos 400 millones de pesos, que serían afrontados tranquilamente, ya que para ese entonces Chubut tendrá en sus arcas los ingresos propios del corriente mes.
En tanto, otras de las cuestiones que buscan negociar desde el Poder Ejecutivo provincial con las flamantes autoridades de la Casa Rosada es la posibilidad de alguna colaboración económica para hacer frente al medio aguinaldo de los empleados públicos. En caso de no recibir ayuda del equipo de Alberto Fernández, Arcioni tendría que volver a emitir letras por más de 2.000 millones de pesos.

Endeudamientos anteriores

Además de los gastos corrientes, en Chubut parece que la salida para pagar deuda es la emisión de nuevos créditos, teniendo en cuenta que este mecanismo se utilizó constantemente durante los últimos meses. De hecho, en octubre del corriente año la Provincia fue autorizada por Nación para emitir Letras del Tesoro para cubrir los desembolsos generados por los salarios estatales. En dicha oportunidad Chubut volvió a endeudarse con la ANSeS, emitiendo créditos por 1.300 millones de pesos, con una tasa de interés que llegó al 95%, los cuales fueron renovados en la víspera.
No obstante, este no fue el primer endeudamiento durante la gestión de Arcioni en el Poder Ejecutivo, recordando que a fines de agosto de este año se colocaron 500 millones de pesos a una tasa de interés del 69%.
Al tiempo que todavía no hay una propuesta concreta para finalmente salir de esta crisis, el gobernador de Chubut confía en que la llegada de Alberto Fernández a la presidencia ayude a la Provincia. Puntualmente, esperan en que desde Casa Rosada se habiliten fondos nacionales, que serían como una especie de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), pero sin devolución.

Renegociación de créditos

En este contexto, también vale recordar que el ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, confirmó que una de las mayores urgencias financieras que tiene la provincia es “reperfilar” su deuda en dólares. Admite que Chubut está obligada a “renegociarla deuda en los próximos dos meses”, haciendo referencia a los títulos colocados en dólares y garantizados por regalías petroleras en 2016.
Puntualmente, se trata de unos 700 millones de dólares en total que la Provincia tiene que renegociar o reperfilar en los próximos dos meses “para paliar la situación financiera que es angustiante”, afirmó el ministro de Economía y Crédito Público.
Asimismo, Antonena negó que esta situación responda a un “default” o cese de pagos, sino que estaríamos ante “una propuesta para los tenedores de bonos con el objetivo de obtener mejoras en el tiempo, plazos de pago y tasas de interés que nos permita mejorar el perfil de ingresos”.

La pesada herencia

Cabe aclarar que el principal componente que tiene la deuda pública de la Provincia es por aquellos bonos que fueron garantizados con regalías hidrocarburíferas y tomados en la divisa norteamericana. En tanto, el monto ronda los 650 millones de dólares y se colocaron el 20 de julio de 2016, cuando Mario Das Neves era gobernador.
En su momento, el titular del Poder Ejecutivo destacó que el endeudamiento en cuestión se impulsaba para pagar deuda anterior, para lo cual se utilizó el 50% de estos bonos. El 34% fue para aplicarlo a construir obras de infraestructura, mientras que el 16% restantes fue dirigido para los gobiernos municipales.
No obstante, a medida que fueron pasando los meses, los diputados provinciales autorizaron la liquidación de esos recursos extraordinarios para hacer frente a gastos corrientes, algo que provocó serios inconvenientes en materia económica, ya que actualmente Chubut cuenta con un déficit de caja en torno a los 1.000 millones de pesos.

La deuda asfixia a varias provincias

El gobierno de Mauricio Macri aprobó 370 pedidos de autorización de endeudamientos de provincias y municipios entre 2016 y 2019, de acuerdo con el informe de gestión presentado por Félix Piacentini, ex director nacional de Asuntos Provinciales del Palacio de Hacienda.
En los últimos cuatro años «se tramitaron alrededor de 220 autorizaciones de endeudamiento para provincias y 150 para municipios», precisó el economista, que en los últimos días retornó a su actividad en la consultora NOAnomics, consignó agencia Telam.
Las autorizaciones estuvieron a cargo de las gestiones de los ex ministros de Hacienda Alfonso Prat Gay, Nicolás Dujovne y Hernán Lacunza. Pero la cantidad de autorizaciones no constituye un inconveniente en sí, sino que hay otra circunstancia que pone en aprieto a los gobernadores. La agencia calificadora de riesgo Moody’s advirtió días atrás el problema que enfrentan las administraciones subsoberanas.
Moodys señaló que con excepción de las provincias productoras de petróleo como Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro y Mendoza, que se benefician de ingresos por regalías ajustados al dólar estadounidense, las provincias no tienen cobertura contra la deuda en moneda extranjera.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS