LA FISCALÍA SOLICITÓ QUE SE CONFIRME LA PENA DE 15 AÑOS DE PRISIÓN

Condenado por abusar de un bebé pide que se impugne la sentencia


El Diario | Comodoro | Judiciales

En la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia se efectuó la audiencia de impugnación de sentencia solicitada por la defensa de .E.O. en relación a una causa por la que fue condenado por “lesiones graves, en concurso real con abuso sexual con acceso canal agravado por ser cometida contra un menor de 18 años de edad y por la convivencia preexistente”. La Defensa solicitó su absolución y el Fiscal peticionó que se confirme la sentencia condenatoria de 15 años de prisión. El próximo jueves se conocerá la decisión de los jueces.
El tribunal de Cámara fue conformado por Daniel Pintos, Guillermo Müller y Martín Montenovo; por el Ministerio Público Fiscal asistieron Martín Cárcamo y Lorena Garate, en tanto que la defensa del imputado -presente por videoconferencia- fue ejercida por Esteban Mantecón.

Solicitud de impugnación

La defensa impugnó la sentencia de condena por considerar que al momento de condenar el tribunal “se apartó de la sana crítica racional”.
Para Mantecón, se receptó en forma errónea la teoría del Ministerio Público Fiscal de que el autor del hecho era su defendido, entendiendo él que la prueba testimonial y científica apuntaba a la madre de la víctima.
“Hay testimonios que no han sido analizados de manera correcta por parte del tribunal”, acotó el abogado defensor, resaltando que “existen contradicciones en los votos del tribunal” de juicio.
La duda y la falta de certeza mencionados impiden la existencia de una sentencia condenatoria en contra de su asistido, insistió, solicitando por todo ello su absolución y en caso contrario planteó la reserva del caso federal.

Fiscalía pide ratificar condena

En contraposición el Fiscal solicitó al tribunal de Cámara que deseche la impugnación interpuesta por la defensa, recordando el ilícito que aconteció el 17 de marzo de 2018, entre las 19 y las 20, cuando el menor víctima, de 7 meses de edad, se encontraba recostado llorando en la cama de dos plazas del dormitorio de su madre al cuidado del imputado A.E.O. en el barrio LU4.
En ese sentido indicó que en el momento en que la madre del menor se retiró a comprar, el imputado a sabiendas que la madre no podía ingresar porque no tenía llaves, provocó diversas lesiones al menor, calificadas como graves ya que pusieron en riesgo la vida del niño. Seguidamente, entre el 21 y 25 de marzo de 2018, se produce un hecho de abuso sexual con los mismos protagonistas.

Hecho acreditado

A juicio del Fiscal, la sentencia del tribunal de juicio no adolece de las críticas que el defensor postula. Cárcamo considera que no fue arbitraria la valoración que hace el tribunal de la prueba rendida en juicio y que no se han apartado de la sana crítica, ni de las reglas de la lógica.
“Ha quedado absolutamente acreditado el hecho por toda la prueba rendida en debate; incluso el mismo imputado se coloca en el lugar del hecho en su declaración”, sostuvo, destacando que fueron los propios vecinos los que socorrieron a la madre del menor y quienes colocaron bajo sospecha al acusado, en razón de los indicios de mala justificación.
Y luego agregó que “no ha existido una sola prueba que pudiera conjeturar que hubiera sido la madre quién tuviera algún tipo de responsabilidad penal. Todos los profesionales testificaron que las lesiones que presentaba el menor eran de carácter reciente. Toda la prueba rendida permite construir la autoría del hecho en cabeza del A.E.O., como también las lesiones genitales que presentaba el menor respecto del abuso sexual”, concluyó el fiscal.
En función de ello, solicitó que se rechace la impugnación de la defensa y se confirme en todos sus términos la sentencia condenatoria de 15 años de prisión en contra del imputado.
Ahora deberá resolver el Tribunal de Cámara.


COMENTARIOS

Comments are closed.