SEGÚN UN RELEVAMIENTO DE PRECIOS PARA PUERTO MADRYN

Un celíaco necesita al menos 10 mil pesos para consumir productos sin T.A.C.C.


El abordaje del consumo de productos sin trigo, avena, cebada y centeno (T.A.C.C.) para personas celíacas comenzó a incrementarse en Puerto Madryn tiempo atrás, cuando desde el bloque oficialista del Concejo Deliberante instaron a que los productos para celíacos fueran incluidos dentro de la lista del programa Precios Cuidados; ello, a raíz de que suelen ser considerablemente más caros que el resto de los productos que integran la canasta de alimentos.
A su vez, la iniciativa a partir de la cual se crearon la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT) para celíacos tuvo lugar en enero de este año por parte de la Dirección de Estadística de la Municipalidad de Puerto Madryn, con el objetivo de relevar los gastos adicionales tanto de una persona celíaca, como de un grupo familiar con un integrante celíaco.
“Se comenzó con un relevamiento en distintos locales comerciales y supermercados de la ciudad, de productos sin T.A.C.C. seleccionados, para la confección de un informe trimestral”, cuyos resultados corresponden al tercer trimestre de 2019.
La CBA regular está actualmente compuesta por 48 productos agrupados en tres rubros, “Almacén”, “Verdulería” y “Carnicería”, mientras que en la CBA apta para celíacos “se reemplazan por productos con el sello oficial de ‘SIN T.A.C.C.”, reza el informe.

$25 mil para el grupo familiar

De este modo, se determinó que entre julio y septiembre de este año, la Canasta Básica Alimentaria para celíacos, es decir, el promedio de gasto para una única persona, se incrementó de un total de 9.967,69 pesos en ese primer mes, a 10.027,01 pesos en agosto y 10.200,35 pesos en septiembre, mientras que la Canasta Básica Total, que comprende el hogar tipo, se ubicó en valores similares entre esos tres meses: 25.018,89 pesos para julio, 25.067,52 pesos para agosto y 25.398,87 para septiembre; esto último, teniendo en cuenta que el relevamiento contempló cuatro tipos de hogar: el primero, compuesto por “un varón entre 30 y 60 años”, el segundo integrado por “un varón de 35 años y una mujer de 35 años”, el tercero por “una mujer de 61 años, una mujer de 35 años y un varón de 18 años” y el último por “un varón de 35 años, una mujer de 31 años, una niña de 8 años y un niño de 6 años”. Todos ellos, representando el equivalente de consumo de adultos, adultos mayores y niños y utilizando el coeficiente de Engel.

Clic para Ampliar

Un “piso” de $7 mil en almacén

Para el mes de septiembre, la Canasta Básica Alimentaria para una persona celíaca revistió el mayor gasto en el rubro “Almacén” ($7.606,34), siguiendo con “Carnicería” ($1.783,66) y “Verdulería” ($810,35), totalizando 10.200,35 pesos.
En relación al mes anterior, julio, la variación fue del 1,73 por ciento de aumento, teniendo en cuenta que los dos rubros que mayor aumento registraron fueron Verdulería (8,39%) y Carnicería (6,48%), mientras que el segmento Almacén registró un incremento de tan sólo el 0,03 por ciento; de este modo, la inflación para la canasta de celíacos fue menos de la mitad que la registrada por el Indec para todo el país en septiembre (5,9%).

Más góndolas “sin T.A.C.C.”

La enfermedad celiaca, también conocida como celiaquía o enteropatía sensible al gluten, se caracteriza por una inflamación de la mucosa del intestino delgado como consecuencia de una intolerancia inmunológica y permanente al gluten ingerido de la cebada, del trigo, el centeno y, en aquellas personas que tienen predisposición genética a sufrir la enfermedad, también a la avena.
Se trata de una condición que afecta tanto a niños como adultos de todas las edades, mientras que la relación mujer/varón es de dos diagnósticos en mujeres por cada diagnóstico en hombres.
En Puerto Madryn, el acceso a los productos sin T.A.C.C. comenzó a entrar en tela de debate hace casi dos años, cuando se contempló que los mismos suelen tener precios considerablemente más elevados que el resto; no obstante, a pesar de que la Canasta Alimentaria de una persona celíaca resulta onerosa, se ha incrementado en el último tiempo la cantidad de comercios y grandes superficies que ofrecen productos e incluso góndolas específicas para los productos sin T.A.C.C..


COMENTARIOS