SOBRE LAS PRÁCTICAS DE ESPIONAJE ILEGAL POR PARTE DE LA ARMADA ARGENTINA

Fuertes revelaciones en el juicio por la desaparición de Ángel Bel


El Diario | Regionales

Tras la declaración del cabo Alegre el jueves en Comodoro Rivadavia, este viernes se reveló que existen copias de los archivos de la Base que fueron destruidos y en los que se da cuenta de las tareas de espionaje que se realizaron desde la década del 60 y hasta la del 2000. “Hubo continuidad de las prácticas represivas y de inteligencia hacia la sociedad civil”, remarcaron.
Continúa desarrollándose en Comodoro Rivadavia el juicio por el secuestro y la desaparición de Elvio Ángel Bel ocurrida en 1976 en pleno centro de Trelew.
Este jueves había declarado el cabo Carlos Alegre, que en su momento denunció el espionaje en la Base Almirante Zar de Trelew, y dio cuenta de archivos en los que figuraba la detención de Bel.
Alegre reveló que antes de un allanamiento retiró archivos de la Base sabiendo que los mismos iban a ser incinerados. Contó que se los mostró a integrantes del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), entre los que se encontraba el abogado local Eduardo Hualpa.

Filtraciones

Alegre contó que el material lo entregó al Ministerio de Justicia cerca de 2006 y que en los mismos se daba cuenta de la detención de Bel en el ‘76.
A partir de este testimonio fue que este viernes declaró Hualpa en el Tribunal Oral Federal de la ciudad petrolera. Allí ratificó los dichos de Alegre y reveló que existen copias de los archivos que Alegre conservó y cuyos originales fueron destruidos en la Base.
Al respecto de esta estas dos jornadas que han transcurrido en Comodoro, Alejandra Guerra, Integrante de la Comisión por la Memoria del Pueblo, reveló a Radio 3 “estamos muy movilizados”.
La de este viernes “fue una audiencia muy fuerte. Ayer declaró Alegre y contó que de la Base Zar retiró información y que sacó información en disquetes, información que nunca llegó a la Justicia”.
Guerra destacó que “en la testimonial de Hualpa de este viernes conocimos que hizo una copia de esa información y que la hará llegar al juzgado próximamente”. Remarcó que se trata de “información muy sensible –de la cual- fue muy importante saber que existía una copia de seguridad”.
Hizo hincapié en la sensibilidad de la información al recordar que “el cabo Alegre sufrió muchas presiones por denunciar a la Armada (el caso de espionaje ilegal que llegó a juicio en 2012), por lo que es una situación delicada”.
Guerra llamó a “acompañar a Eduardo en esta entrega de material tan sensible”, señalando que en su momento “Alegre habida contado que tuvo incluso un accidente de tránsito que asegura que tuvo irregularidades –lo cual- no pudo la Justicia establecer”.
Alegre también contó que “había encontrado una amenaza escrita en su casa que decía ‘muerte al cabo Alegre’ con 15 bombas molotov y fusiles fal”.

Protección de testigos

En cuanto a la declaración de este jueves, Guerra precisó que a partir que Alegre “nombró a otras personas –a las mismas- se les tomara testimonio y se incorporará prueba documental” al juicio, por lo que el mismo se extenderá.
Respecto al destino de la documentación que Alegre obtuvo antes del juicio por espionaje, éste reveló que la había entregado al Viceministro de Defensa de la Nación de por entonces, algo que también desconocíamos”, contó Guerra.
“Nadie sabía que se había entregado la documental, por lo que se va a pedir al Ministerio de Defensa y al sistema de protección de testigos la documental que había entregado en soporte digital en su momento”, contó Guerra.

Prácticas represivas

“Es muy difícil de comunicar todo lo que Alegre contó porque es increíble, todo es fundamental. Habla mucho de las continuidades de las prácticas represivas y de inteligencia de las Fuerzas hacia la sociedad civil”, advirtió Alejandra.
“Dice Alegre que las prácticas se sucedieron en la década del ‘60 ’70 ‘80 ‘90 y 2000, hasta que él se fue de la Base se hizo de la misma manera”, remarcó Guerra a Radio 3.
La integrante de la Comisión por la Memoria del Pueblo remarcó que en este sentido que en las jornadas se expuso que “el archivo histórico de la base era el más grande la Patagonia, a él se remitía la SIDE para pedir información y concentraba información del espionaje ilegal de las últimas dictaduras”.
“Es todo un dato, tuvo muchos atentados, él dice cosas importantes, que vio la ficha de Bel, la información del seguimiento de muchas personas”, remarcó.
Con estas revelaciones el juicio se extenderá más de lo previsto. En primera instancia el próximo 6 de diciembre habrá otra audiencia y el 19 otra, ya que se debe remitir la información desde el Ministerio de Defensa de la Nación, en plena etapa de transición. (Fuente: Radio 3)


COMENTARIOS

Comments are closed.