EL PASIVO DEL DISTRITO PATAGÓNICO LLEGA AL 13% DEL PRODUCTO BRUTO GEOGRÁFICO

En relación a su economía, Chubut tiene la tercera peor deuda del país


La relación entre la deuda y el tamaño de la economía de cada provincia es un indicador que describe la situación de las jurisdicciones. Las más endeudadas en relación a su Productos Brutos Geográficos son Jujuy con 25% de su PGB, La Rioja 20% y Chubut con el 13% de ese parámetro. De la totalidad de las deudas provinciales, el 69% está en bonos, mientras que también les deben un 13% al Gobierno Nacional y un 11% a organismos internacionales.
Mientras que las más desendeudadas son La Pampa y San Luis (con casi el 1% del PBG). La Provincia de Buenos Aires, con casi el 10%, se ubica como el 10° más endeudado en relación a su PBG sobre los 24 distritos subnacionales.
Otras mediciones, como el informe del Banco Mariva que realizó una comparación de deuda provincial se desprende que las provincias más endeudadas en relación al tamaño de su economía son Tierra del Fuego (un ratio deuda/PBI de 33,7%), Jujuy (24,8%), La Rioja (18,7%) y Chubut (12,8%).
Si se toma como parámetro la deuda como porcentaje de los ingresos fiscales (de los últimos 12 meses), allí la cuestión cambia. En esa comparación la provincia de Buenos Aires llega a casi 70% (69,4% según el informe de Banco Mariva) de stock de deuda respecto a los ingresos.
Similar número tiene la provincia de Tierra del Fuego con 69% y solo son superadas por Jujuy con 73,9% (primera en el ranking). En cuarto lugar está la provincia de Chubut con un 58,3% y con 51,3% está la provincia de Neuquén.
Así en las diferentes variantes de medición de las deudas de las jurisdicciones provinciales, Chubut se ubica en los primeros rankings negativos por le volumen de su endeudamiento.
Con todo, Chubut está atravesando hace largos meses una crisis económica y financiera de la que parece no encontrar una salida en el corto plazo. Si bien son varios los motivos que provocaron esta situación, uno de los mayores desencadenantes es la deuda exorbitante a la que tiene que hacer frente la administración del gobernador Mariano Arcioni.
Si bien esta realidad aqueja al distrito patagónico en mayor medida que a sus pares, teniendo en cuenta los pasivos y los recursos disponibles, la situación económica de las provincias argentinas, en promedio, no es muy diferente a la que está atravesando Chubut actualmente.
Puntualmente, medida en pesos, la deuda de todos los distritos de nuestro país se sitúa cerca de los 1.240 millones pesos, según el último relevamiento realizado el 31 de marzo del corriente año. En tanto, la provincia más adeudada es Buenos Aires, con 520.000 millones de pesos, mientras que la más desendeudada es San Luis, con 1.200 millones de dólares.

Porcentajes similares a 2010

Asimismo, no tiene mucho sentido hacer el análisis en términos meramente nominales, ya que lo lógico es que las provincias más grandes tengan una deuda mayor. Debido a esto, desde la Universidad Nacional del Sur elaboraron un documento relacionando los pasivos con el tamaño de la economía. Así, la deuda de todas las provincias en 2018 alcanzó el 7,6% del Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina, el porcentaje más alto desde 2010.
Al respecto, Federico Muñoz, economista de la alta casa de estudios mencionada anteriormente, manifestó que “en 2016, tras la salida del default, varias provincias aprovecharon para tomar crédito externo. Esa ventana de oportunidad duró poco más de un año, pues la crisis financiera de mediados de 2018 volvió a cerrar el acceso a los mercados”.

Chubut, entre las peores

La relación entre la deuda y el tamaño de la economía de cada provincia está muy lejos de parecerse o de ser igual, sino todo lo contrario. Si bien no existen cálculos oficiales de los Productos Brutos Geográficos (PBG) de cada distrito, sí hay cálculos alternativos al respecto.
Las más endeudadas en relación al tamaño de su economía son Jujuy, La Rioja (su deuda supera el 20% de su PBG) y Chubut (con cerca del 13%), mientras que las más desendeudadas son La Pampa y San Luis (con casi el 1% del PBG). La Provincia de Buenos Aires, con casi el 10%, se ubica como el 10° más endeudado en relación a su PBG sobre los 24 distritos subnacionales.

Acreedores de los distritos

Según los datos del Ministerio de Hacienda de la Nación, del total de los 1.240 millones de pesos que adeuda la totalidad de las provincias, el 69% está en bonos, mientras que también les deben un 13% al Gobierno Nacional y un 11% a organismos internacionales. En este contexto, vale recordar que la semana pasada circularon versiones que afirmaban que el presidente electo Alberto Fernández le iba a condonar las deudas que mantenían los distritos con la Casa Rosada, aunque el propio Arcioni ratificó que casi la totalidad de los pasivos de Chubut son con tenedores extranjeros, y los compromisos con el Gobierno Nacional es prácticamente nula.
En contrapartida, estos datos también son dispares entre las provincias, ya que hay algunas jurisdicciones en las que más del 80% de su deuda es con el Gobierno Nacional (Catamarca, Formosa, La Pampa, Santiago del Estero y Tucumán), mientras que otras provincias dependen principalmente de deuda emitida en bonos, en muchos casos privados, como la provincia de Buenos Aires (88%), Chubut (77%) y Santa Fe (75%). Hay otros casos particulares como San Juan, donde casi la mitad de su deuda es con organismos internacionales, principalmente por préstamos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Situación fiscal

El conjunto de las provincias en 2018 tuvo superávit fiscal primario, lo que significa que sus gastos, sin contar los pagos de la deuda, fueron menores a sus ingresos por 0,4% del PBI, algo que no se registraba desde 2014, según destacó un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).
Además, el análisis de IARAF precisó que en 2018 la mejora fiscal se logró porque los ingresos de las provincias cayeron levemente en términos reales (-0,1%), pero los gastos bajaron aún más si se los compara con la inflación (-4,8%). Por último, IARAF destacó que en 2019 “los ingresos de las provincias están mostrando un deterioro en términos reales”, lo que exigiría “que el gasto vuelva a caer en términos reales si es que se quiere mantener el superávit alcanzado en 2018”.

Caída del PBI de Argentina

En este análisis de las provincias y de la realidad que atraviesa cada una de ellas, vale aclarar también cuál es el panorama a nivel nacional. Según un informe elaborado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), la trayectoria de los últimos cuatro años ha sido desmoralizante en materia económica. Además, la alta casa de estudios ratificó que durante tres de los últimos cuatro años la economía nacional ha estado en recesión.
“Las fuertes devaluaciones que han acontecido en 2016 y en los últimos dos años han pulverizado el poder adquisitivo de los hogares y han derrumbado la demanda interna. La mala gestión macroeconómica deja un periodo en el cual el ajuste sobre la economía fue profundo pero lejos de mejorar la situación del sector externo, como propone la ortodoxia, se ha agravado por la abultada deuda pública en moneda extranjera que heredará la próxima administración”, afirmó la UNDAV.
Además, desde la alta casa de estudios bonaerense precisaron que la caída en la producción a precios constantes acumulará una caída del 5% en estos cuatro años. La caída del 2019, que rondaría el 3,1% según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), terminará siendo sustancialmente mayor a las estimaciones realizadas a principios del año.
“El producto per cápita caería aproximadamente 4,1% en el 2019, con lo cual, la caída acumulada alcanzaría el 9,8% en cuatro años. El PBI en dólares caerá 30% acumulado durante el periodo 2016-2019. La caída del 2019 alcanzaría el 11,3% en moneda extranjera. El PBI en dólares per cápita mostrará una caída del 33% en el periodo. Son USD 4.248 anuales la pérdida del PBI desde el año 2015 por persona”, ratificó el documento presentado en los últimos días.


COMENTARIOS