Honduras, anarquía total por presunto fraude electoral


Hace seis días, Honduras celebró las elecciones presidenciales para definir quién gobernará el país por los próximos cuatro años, pero por primera vez desde el regreso de la democracia, los resultados de los comicios no se conocen casi una semana después.
Los dos principales candidatos, el presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, y Salvador Nasralla, de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, se declararon vencedores desde el mismo día, sin que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hubiera informado siquiera del primer corte de los conteos.
Tras la inusitada espera, el TSE informó que Nasralla se imponía a Hernández por un estrecho margen que se fue ampliado hasta cinco puntos. Pero ocurrió una falla en el sistema de trasmisión de datos, y, al recuperarse, el actual mandatario superaba por alrededor de un punto a su contrincante.
El hecho conllevó a que el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura convocara a sus seguidores a manifestarse y las protestas tomaron las calles de la capital y varias ciudades desde el mismo lunes.
Pero dos días después, las calles comenzaron a ser bloqueadas, los mercados saqueados, varias propiedades privadas asaltadas o quemadas y hasta algunos bancos fueron asaltados.
«Lo que empezó siendo una resistencia porque el Tribunal Supremo Electoral no hizo bien su trabajo, sumado a la irresponsabilidad de que los dos candidatos presidenciales se declararan ganadores sin tener una tendencia definitiva, ahora se ha volcado en una apertura para la anarquía. Esto hoy ya es la anarquía total», comentó una ciudadana, Laura Tróchez.
Mientras la situación se agrava en las calles, la incertidumbre sobre el anuncio de los resultados también aumenta.
En la tarde de este sábado, el TSE convocó a las directivas de los dos partidos en pugna para analizar en la mañana del domingo poco más de 1.000 actas que, según el Tribunal, presentan problemas y serían las que podrían definir los resultados.
Sin embargo, la Alianza de Oposición contra la Dictadura exige que se revisen más de 5.000, por lo que no se presentó a las revisiones convocadas anteriormente por el TSE e instó a sus seguidores a manifestarse el pasado domingo.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS