CUATRO AÑOS SIN PENA NI GLORIA. AYER SE REALIZÓ LA ÚLTIMA SESIÓN

Los concejales finalizan sus mandatos con muchas cuentas pendientes


11NEn la mañana de ayer, se llevó a cabo la última sesión del actual Concejo Deliberante, ya que a partir del próximo jueves asumirán los ediles electos el 25 de octubre. Fue una sesión marcada más que nada por las despedidas y agradecimientos, aunque tampoco faltaron las críticas, tanto hacia el gobierno provincial como hacia el municipal. De los 13 concejales actuales, solo mantendrá su cargo Miguel Antín, quien fue reelegido por Chubut Somos Todos, mientras que Xenia Gabella pasará a ser la presidenta del cuerpo legislativo en su rol de viceintendenta de la ciudad.
Transcurrieron cuatro años que no le dejaron grandes aportes legislativos a la ciudad y su comunidad. No se caracterizó por una composición del cuerpo que le dejara al vecino un marco normativo superador, quedaron grandes temas pendientes, que incluso forman parte de la nueva Carta Orgánica Municipal, como la puesta en funcionamiento de los órganos de contralor, al tiempo que sí afloraron y quedaron claramente en evidencia las mezquindades y chicanas políticas que no superaran la línea de la mediocridad.

Emoción y críticas

Durante la hora de preferencia, fueron muchos los concejales que hicieron uso de la palabra, sobre todo para hacer un racconto de sus años dentro del Concejo. Así fue como Carla Sánchez Galindo, del Partido Acción Chubutense (PACH), se refirió a las últimas elecciones, hizo mención a la crisis que vive CAINAR y agradeció a todo el personal del Concejo Deliberante y a sus compañeros de partido como Pedro Giménez, Karina Velásquez, Jorge Iriarte y Nora Rodríguez, entre otros. Por su parte, Pedro Giménez, también del PACH hizo un breve recorrido por su carrera política, desde sus inicios bajo la intendencia de Victoriano Salazar hasta el día de hoy. Por el lado del oficialismo, hicieron los propio Xenia Gabella y Ariel Sudán, quien reafirmó su alejamiento de Carlos Eliceche, y Gerardo Vega, quien criticó duramente al gobierno de Martín Buzzi, al que acusó de “no hacer nada”. Por último, también tomaron la palabra los ediles del Frente Para la Victoria (FPV), donde Jorge Andurel reafirmó su pertenencia al proyecto político del kirchnerismo, mientras que Mabel Del Mármol se emocionó hasta las lágrimas al hablar del acompañamiento de su familia en estos años de trabajo. Por último, Alejandra Marcilla, también agradeció por estos cuatro años y replicó a Vega al enumerar diversas faltas del gobierno municipal.

Aumenta el estacionamiento

En lo que se refiere a la sesión propiamente dicha, lo más destacable tiene que ver con la aprobación del aumento del estacionamiento medido, el cual costará cinco pesos en el micro centro y tres pesos en los puntos más alejados de la plaza San Martín. Además, en el recinto se encontraban varias familias beneficiarias del Plan PROCREAR quienes esperaban por la mensura y el fraccionamiento de terrenos para construir sus viviendas, algo que fue aprobado por unanimidad. Además, como suele ocurrir en las diversas sesiones, se aprobó la cesión de tierras a gremios e instituciones, como la Asociación Civil Cuenco de Luz, el Sindicato de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones, al tiempo que se aprobó el convenio entre el Municipio, la CAMAD y la CAME para el desarrollo del centro comercial a cielo abierto.

Peleas externas

Finalizada la sesión a las 13 horas, el viceintendente y presidente del cuerpo, Alejandro Pagani, dialogó con los medios de comunicación donde realizó un balance de estos cuatro años legislativos: “Me gusta ser positivo, entonces siempre trato de rescatar las cosas buenas de todo lo que ha pasado. El ámbito legislativo fue una experiencia nueva para mí, fueron cuatro años muy difíciles en la ciudad y lo han remarcado varios de los integrantes del cuerpo, fue un Concejo que se vio más afectado por peleas externas que por peleas internas y que podría haber dado mucho más de lo que se dio. En esto creo que está el reconocimiento de cada uno, de saber que se podría haber dado un poco más, pero como toda experiencia que uno transita siempre existe la posibilidad de hacer cosas para la ciudad. Queremos rescatar lo positivo y transmitirle a los que vienen la experiencia, para que las deudas pendientes puedan ser saldadas por ellos y que no repitan los mismos déficits que tuvimos nosotros a la hora de la gestión”. En ese sentido, el futuro secretario de Obras Públicas de la provincia, remarcó que su tarea resultó complicada: “Fue bastante difícil, esto se ha visto en los temas más centrales, hubo muchas posiciones que trascendieron lo político, que incluso fueron personales a la hora de las definiciones y también hubo aspectos de las relaciones humanas que fueron difíciles de ordenar. En general hubo una predisposición a resolver las cosas, cuando llegó el momento muchas veces estuvimos al límite y creo que eso se vio reflejado en el conjunto”.

Experimentada

Al consultarle sobre si mantuvo reuniones con su sucesora, Xenia Gabella, Alejandro Pagani aseguró que la actual concejal ya tiene la suficiente experiencia en los temas legislativos: “Xenia ha sido la presidenta del bloque oficialista, con lo cual ha convivido conmigo estos cuatro años, así que ella sabe muy bien el estado en el que está el Concejo, cuáles han sido nuestros déficits y qué es lo que hay que trabajar”. Justamente, en lo que a deudas pendientes se refiere, el viceintendente fue muy claro: “Creo fundamentalmente que hay que mejorar la armonía interna, hay que trabajar en la institucionalidad y abordar temas de la Carta Orgánica que no se han podido resolver en estos años y que la ciudad necesita. Acá se plantearon algunas cuestiones relacionadas con el Tribunal de Cuentas, con los servicios públicos, con otros aspectos que son necesarios resolver, algunos con un trabajo mancomunado con otros actores de la provincia, pero hay que avanzar en ese aspecto, porque en la medida en que generemos calidad institucional vamos a generar reglas de juego más claras y esto va a ser en beneficio de todos los madrynenses”.

Incómodo

Por último, Alejandro Pagani aseguró que no se sintió cómodo en esta tarea que le tocó realizar, aunque sí afirmó que puso todo su esfuerzo para poder sobrellevarla: “Yo reitero permanentemente que la labor legislativa no es el lugar donde me siento más cómodo y a lo mejor eso se transmitió a la hora de tener que resolver algunas cuestiones. Independientemente de eso, puse el esfuerzo permanentemente y las ganas de que las cosas salgan bien, y creo sinceramente que la ciudad nunca vivió un clima político como en estos cuatro años y en estos ámbitos legislativos eso repercute mucho”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS