EL DUELO NECESARIO Y LA DISCUSIÓN INTERNA DEL FPV Y DEL PERONISMO. LOS RIESGOS DE MALVERSAR LO POCO QUE QUEDÓ DE POPULISMO Y LA DIFÍCIL TAREA DE RECONOCER PROPIOS Y EXTRAÑOS

La batalla que faltaba


iStock_000009714225XSmallEl peronismo está en estado de ebullición y difícilmente pueda organizarse como oposición efectiva `si no acomoda los melones´, y cada uno sigue haciendo su interpretación `libre´ de la historia de los últimos doce años. La derrota en las elecciones presidenciales dejó un panorama devastador y todo indica que la guerra por la conducción seguirá tomando temperatura, más ahora que Máximo Kirchner blanqueó la intención de que su madre, la ex presidenta CFK presida el Partido Justicialista.
El líder de La Cámpora aseguró que al PJ «lo conduce Cristina», blanqueando así la estrategia después del encuentro de la ex presidenta con Daniel Scioli. En esa reunión, se habló de un esquema de supervivencia con Cristina conduciendo el PJ nacional y Scioli el PJ bonaerense.
Sin embargo Máximo salió ayer a cruzar a quienes piden elecciones en el partido, como el salteño Juan Manuel Urtubey y el metalúrgico Antonio Caló. «Tienen que hacer una lectura correcta de la plaza del 9 (de diciembre), que expresa territorio, y creo que el Peronismo va a ir encontrando el modo y la forma de organizarse. Obviamente las presiones de gobernadores van a estar a la orden del día. Hacer futurología en el Peronismo es bastante complejo, pero más allá de estas cuestiones, el espacio lo conduce Cristina, esto se vio el 9», afirmó.
En línea con el histórico planteo de la familia, el hijo de la ex presidenta agregó en diálogo con Radio Nacional que al PJ «hay que trascenderlo» porque si no «van a hacer un Peronismo chiquito». «Hay que hacer un Frente para la Victoria grande, que trascienda las propias fronteras del Peronismo, y es muy necesario que sea un frente que incluya a todos, porque si no vamos a terminar en un partido chiquitito, que es lo que necesita este Gobierno que asumió», analizó.
El diputado pareció apuntar a Urtubey al asegurar que hay quienes quieren «un Peronismo educado y a tamaño de lo que necesita Macri». «Hay que tener ascendencia sobre la sociedad» para conducir al justicialismo, completó Máximo.
Arisco a dar entrevistas, la reacción de Máximo responde a las cada vez más fuertes voces dentro del Peronismo que intentan pararse frente a la idea de Cristina de quedarse con el PJ. Urtubey es la cara más visible, con ácidas críticas a la ex mandataria y su actitud en el traspaso con Macri.

La liga de los diferenciados

En esa línea también fue muy duro el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, quien puede dar cátedra de cómo acomodarse a las renovaciones del Peronismo.
«Sepan que soy intendente del Partido Justicialista, que soy intendente peronista y que nada tengo que ver con el Frente para la Victoria», lanzó el sábado en su reasunción como jefe comunal. La grieta entre los intendentes la marcó el mismo día su par de Avellaneda, Jorge Ferraresi, que exagerado inició su nuevo mandato jurando “por la conducción de Cristina” y su vuelta en 2019.
Pero la idea de Máximo tampoco le cayó bien al presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, y su aliado Julián Domínguez, quienes recordaron que la ex presidenta «se autoexcluyó» de la conducción del partido en una reciente reunión con diputados. “Ustedes saben que a mí el PJ nunca me interesó, siempre fui más de armar por afuera, desde el Peronismo”, les dijo hace dos semanas.
Domínguez se aferró a esas palabras. «La Presidenta se autoexcluyó del partido. Dijo yo prefiero conducir el pensamiento, el movimiento; no me interesó ser presidenta del partido, tampoco lo voy a hacer en el futuro», recordó el ex presidente de la Cámara de Diputados.
El hombre de Chacabuco también deslizó que la derrota en las elecciones se debió a los errores de Cristina. «Por algo perdimos, tenemos que rever y analizar qué justicialismo queremos para los próximos años», afirmó, y recordó «Daniel Scioli ganó las tres elecciones en la provincia» pero «perdió nuestra fórmula provincial», en referencia a Aníbal Fernández. «Perdimos la provincia de Buenos Aires y eso requiere un profundo debate y hay responsables», disparó en Canal 26.

El PJ a las urnas

Por su parte, Espinoza pidió «tener elecciones a nivel nacional» en el PJ y que «entre todos los compañeros elegiremos al que nos parece el mejor». «El peronismo se merece un tiempo de reflexión, por algo perdimos la elección, errores tuvimos claramente», enfatizó.
Otro que se expresó sobre la conducción del peronismo fue Miguel Pichetto. El jefe del bloque de senadores del FPV dijo que Cristina es una figura “de carácter ineludible” y le apuntó a Scioli. “Tiene que trabajar en un desarrollo político territorial que me parece que no tuvo. No lo digo para descalificarlo ahora que perdió. Creo que es una de las fragilidades que él tiene. Pero es un hombre que va a estar en la discusión, es indudable. Y no hay que descartar a la presidenta tampoco”, recalcó en una entrevista con El Cronista.
En definitiva el gran debate está en el rol que le cabe al papulismo en el presente y sobre todo en el futuro, un espacio que trasciende los egos políticos y que no se debería malversar también, no? Habrá que ver…

Fuente: LPO, C26, Cronista, propias


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS