EXHIBICIONISTA EN PLAYA PARANÁ, LA PATENTE DEL VEHÍCULO ESTARÍA RADICADA EN ADROGUÉ, BUENOS AIRES

Denunciaron a un individuo que se masturbaba frente a la gente


LOCO MALO 1El día sábado, varios residentes y turistas que se encontraban disfrutando de la tarde en la zona de Playa Paraná, advirtieron la presencia de un hombre que se masturbaba a la vista de los allí presentes, provocando reacciones de preocupación y escozor en un área pública donde decenas de vecinos concurren a diario.
El hecho ocurrió alrededor de las 15 horas y según detalles que algunos de los testigos pudieron precisar, el sujeto se encontraba sentado sobre un colchón, en la parte trasera de una camioneta Ford EcoSport, dominio LDG117, radicado en la localidad de Adrogué de Buenos Aires, exhibiendo sus genitales a un grupo de personas ubicadas a escasos metros de distancia. La denuncia formal fue radicada al día siguiente en la Comisaría Tercera, aunque el hombre aún no fue detenido o cuestionado por las autoridades.

Actitud patológica

De acuerdo a lo que aportó una testigo de nombre Natalia, que se encontraba junto a una pareja y una de sus amigas a unos quince metros del vehículo del individuo, “estábamos en la playa desde la mañana, este señor de entre 30 y 40 años llegó alrededor de las dos de la tarde”. A su vez, relató que el sujeto se acercó a preguntarles “si el agua estaba fría”, luego ingresó al mar y tras unos minutos volvió a la camioneta. Acto seguido, de acuerdo a la testigo “vemos que se sienta en una reposera, al lado de la camioneta y comienza a secarse con una toalla. Inmediatamente vi que tenía su miembro afuera y comenzaba a tocarse”. A su vez, la joven que presenció el hecho contó que “luego se subió en la camioneta y, con la puerta abierta hacia el mar, se bajó la bermuda y comenzó a masturbarse sobre un colchón. Nos provocó asco, rechazo y miedo. Fue una situación horrible, no sabíamos qué hacer”.

Sin señal para avisar a la Policía

Además, las tres jóvenes que permanecían en la playa intentaron contactar a la Policía para denunciar lo que estaba ocurriendo, pero la escasa señal satelital sólo permitió que pudieran permanecer allí documentando lo sucedido y alertar, posteriormente, a las autoridades. “No sabíamos qué hacer o a quién llamar, en esa zona a veces iniciás una conversación por celular y se corta. Por eso se nos ocurrió tomar las fotos”, manifestó la testigo Natalia. A su vez, confirmó que el día lunes formalizó la denuncia en la Comisaría Tercera, cuya jurisdicción abarca la zona comprendida por la Playa Paraná. “El muchacho continuó masturbándose arriba de la camioneta, se levantaba, tomaba agua e incluso continuaba haciéndolo al lado de la camioneta, mirando a otras dos chicas con un muchacho que habían llegado y estaban del lado derecho a su camioneta”, detalló la testigo, quien a su vez precisó que en toda la playa había más de un centenar de visitantes, agregando que “lo que pasa es que no estaban muy cerca nuestro. Muchos pasaban en auto delante de la camioneta, pero desconozco si le prestaron atención o si tal vez estaban buscando lugar para estacionar”. La joven aseguró que el individuo continuó exhibiéndose durante unas cuatro horas y que “cuando nos fuimos a las seis de la tarde, él ya estaba desnudo arriba de la camioneta”.
Como si la situación no hubiera sido lo suficientemente temeraria para el grupo de jóvenes, teniendo en cuenta los graves casos de abuso en la vía pública ocurridos en los últimos meses en la ciudad, la testigo mencionó que “al retirarnos de la playa nos cruzamos con mis padres, que también estaban juntando sus cosas a unos cien metros. Paramos a saludarlos y les comentamos lo sucedido y nos fuimos. Al rato mi madre me contó que apenas nos fuimos, él se fue con la camioneta detrás nuestro, por lo que mis padres lo siguieron para ver qué hacía pero se desvió. En el camino nos cruzamos un patrullero, a la altura del boulevard Brown y María Humpreys, lo paramos y les explicamos que yo acababa de llamar a la Policía apenas tuve señal. El policía nos dijo que le habían avisado y estaban camino a la playa, pero había muchísimos autos y era obvio que no lo iban a encontrar”.

Peripecias en la Justicia

La testigo comentó que la denuncia realizada en la Comisaría Tercera de Puerto Madryn “va a pasar al Juzgado de Paz, porque es considerada una falta del Código Contravencional” y que “en Fiscalía no me quisieron tomar la denuncia porque me dijeron que no era de carácter penal, entonces el Juzgado de Paz va a salir a buscar al titular del dominio de la camioneta”.
En este contexto, la joven agregó que “mis padres volvieron a ir a la playa y estuvieron desde temprano hasta alrededor de las cuatro de la tarde. Recién cuando estaban por volverse, se cruzaron a este individuo con la camioneta”. Finalmente, Natalia mencionó que “la gente que me tomó la denuncia me dijo que iba a demorarse unos cinco días hábiles” y que “fui también a la Secretaría de Turismo para avisarles, porque la verdad es que no es algo lindo que en un lugar con tanto turismo sucedan estas cosas, sobre todo porque hay muchas familias que van a esa playa y, de hecho, las había cuando nosotras estuvimos ahí”, concluyendo que “a veces pasan este tipo de situaciones en las que una se siente desamparada”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS