JORNADA DE CONCIENTIZACIÓN DIRIGIDA A AGENTES SANITARIOS

Buscan fortalecer la prevención del Síndrome Urémico Hemolítico


En procura de fortalecer la prevención del Síndrome Urémico Hemolítico, el Ministerio de Salud del Chubut, a través de la Dirección Provincial de Salud Ambiental, realizó en Trelew una jornada de concientización sobre esta afección, que estuvo dirigida a los Trabajadores Comunitarios de Salud en Terreno que se desempeñan en los Centros de Atención Primaria de la Salud locales.
La actividad, impulsada por la cartera sanitaria que conduce José Manuel Corchuelo Blasco, tuvo lugar en las instalaciones del Centro de Atención Primaria de la Salud del barrio Tiro Federal.

Temario y actividades

Al respecto, Diego Saban, licenciado en Ciencias Biológicas y quien se desempeña en el Departamento de Bromatología del Ministerio de Salud, señaló que “en la jornada se recordaron las características, la epidemiología, las medidas de prevención y los costos sanitarios de la enfermedad”.
Asimismo, Saban indicó que “los asistentes realizaron afiches con la temática tratada para ser expuestos en los centros de salud”, a los cuales concurre a atenderse periódicamente la comunidad, agregando que también “se les entregó folletería para que puedan distribuirla por toda la ciudad de Trelew”.
“La jornada fue organizada por la Dirección Provincial de Salud Ambiental en conjunto con las supervisoras locales de los Trabajadores Comunitarios de Salud en Terreno”, comentó el referente de la cartera sanitaria provincial.

Síndrome Urémico Hemolítico

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad que afecta especialmente a niños entre los 6 meses y los 4 años, aunque puede ocurrir en todas las edades de la vida, y que se caracteriza por presentar, entre otros rasgos, anemia, disminución de las plaquetas y alteración del funcionamiento de los riñones. Esta enfermedad es producida generalmente por una bacteria llamada Escherichia Coli, que libera toxinas que pueden originar un gran daño en varios órganos del cuerpo.
Esta bacteria ingresa al organismo por la ingesta de carne (especialmente mal cocida) o por otros alimentos que hayan estado en contacto con la materia fecal de la vaca, como leche no pasteurizada, verduras y frutas mal lavadas, aguas contaminadas, etcétera. Estos alimentos a simple vista pueden aparentar estar en buen estado. Es importante tener el cuidado de saber de dónde provienen, cómo han sido conservados y procesados, observar la higiene, el cumplimiento de la cadena de frío y el grado de cocción.
El SUH es una enfermedad que puede aparecer a lo largo de todo el año en Argentina, un país donde se diagnostica la mayor cantidad de casos en todo el mundo, alrededor de 400 casos nuevos por año.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS