SÍNDICOS SE OPUSIERON A OTRO “NEGOCIO RARO” CON EL BANCO DEL CHUBUT

“Pluma-Gate”: intentos de una estafa que no fue


La misma empresa que disparó una investigación judicial en el banco del Chubut por haber cobrado dos veces por el mismo servicio por un monto millonario, habría intentado también “asociarse” al banco. Así lo demostraría el informe Nº 046/15 de la sindicatura de la entidad que desactivó la intentona y defenestró la propuesta en un fundamentado documento al que tuvo acceso en exclusiva El Diario.
Se trata de la misma firma, Graciela Adan y Asociados, con domicilio comercial en Callao al 1700 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y realizaría trabajos de consultoría en Comunicación, Imagen y Relaciones Públicas.

La primera “irregularidad”

En el mes de julio El Diario advirtió que de acuerdo a una fuente calificada el estudio contratado en torno al que habría por lo menos operaciones “sospechosas”. Este estudio fue beneficiado por dos pagos por un mismo trabajo, o en realidad dos contrataciones para un mismo objetivo, logrando una suma superior al millón de pesos, un monto que pocas veces suelen ver agencias productoras provinciales o medios que generan alternativas comunicacionales de calidad a nivel local. La prueba del presunto delito sería una de las facturas que muestra la poca actividad de la empresa, la A 01-010

NO1

En dos carillas bien redactadas y durísimamente fundamentadas, los síndicos contador Miguel Ariet, doctor Alberto Gustavo Menna y doctor Rodrigo Gaitán responden el 18 de agosto de 2015 con un informe en Referencia a “Contrato de prestación de Servicios Profesionales Celebrado con Graciela Adan & Asociados”, que intentó además constituir una “sociedad holding”.

Siguieron con el “curro”

Hace menos de una semana, nuevamente El Diario advirtió que pese a que el caso que generó la intervención judicial en el Banco del Chubut y la avanzada de una investigación que dispuso el fiscal Daniel Baéz y continúa la Fiscal Griselda Encinas, se habría continuado con las contrataciones.
De hecho, habría documentación que ratifica que pese al dictamen legal contrario efectuado por el doctor Oscar Rearte, jefe de la Asesoría Legal, se procedió nuevamente a la contratación directa de la firma “Graciela Adam y Asociados”. El objeto de la contratación, de carácter genérico y difuso, consistía en “Hacer un estudio para evaluar la competencia bancaria” o “Medir la efectividad de la ubicación, funcionamiento y eficiencia del parque de cajeros electrónicos”, por ejemplo, determinar si el cajero a ubicar en Tecka estaría en un lugar apropiado o si se encuentra al alcance de los ciudadanos. Todo esto siempre por orden del Gerente General, Marcelo Ramírez, por ejemplo, la resolución 56/15. A la fecha se pagaron más de 4 millones de pesos, en cuotas de 150 mil pesos cada una para esta firma. Ramírez es -contra inconveniencia según la Ley de Entidades Financieras- a su vez gerente de Desarrollo de Unidades de Negocios del BAPRO (Banco de la Provincia de Buenos Aires) y fue impulsado férreamente para ese cargo por el director en representación del Estado provincial, Carlos Tomás Eliceche.

¿Y si nos asociamos?

La cuestión es que la gente que impulsa “Graciela Adan & Asociados” a la que no se le conocería otro cliente que el Banco del Chubut, no tendría empleados registrados, poseería un `blogspot´ en lugar de página web (que no renueva desde 2010) y donde revestiría tareas un familiar directo de uno de los directores del `BACHU´, no sólo logra venderle servicios a buen precio a la entidad provincial, sino que tuvo una brillante idea: la de tratar de convertirse en socia constituyendo un “holding” con el Banco del Chubut.
Así lo expone un informe que se filtro entre tanta investigación y papeleo cruzado y donde la sindicatura de la entidad defenestra la propuesta y cuestiona hasta la intención, si se lee bien entrelíneas.

El informe

En dos carillas bien redactadas y durísimamente fundamentadas, los síndicos contador Miguel Ariet, doctor Alberto Gustavo Menna y doctor Rodrigo Gaitán responden el 18 de agosto de 2015 con un informe en Referencia a “Contrato de prestación de Servicios Profesionales Celebrado con Graciela Adan & Asociados (que tiene por objeto analizar la posibilidad de constituir una sociedad holding”.
La respuesta la plantan de acuerdo a otro informe de la Comisión Fiscalizadora que se da mediante comunicación interna (35/15).

NOT2

Este estudio fue beneficiado por dos pagos por un mismo trabajo, o en realidad dos contrataciones para un mismo objetivo y logró cobrar varios millones a través de por lo menos tres facturas que cuestionan los asesores del Banco del Chubut

¿Un proveedor demasiado confianzudo?

De arranque nomás, los profesionales que tienen la misión de cuidar la legalidad de la entidad financiera señalan que “no se informa ni se adjunta documentación que de cuanta de los antecedentes e incumbencias profesionales considerados para encomendar los servicios de la proveedora”.
Como si fuera poco, los profesionales llaman la atención sobre la especie de “propuesta indecente” que se anima a hacer la firma, no solo de ser proveedora, sino directamente de convertirse en “socia” del banco. “No parece atendible ni prudente (sic) que la determinación de realizar una contratación con el objeto de ponderar la constitución de una sociedad holding y sociedades controladas pueda originarse en la iniciativa de un proveedor (sic), de acuerdo a lo que surge del punto 1 e informe del proveedor…etc”.
Los más de 6 mil caracteres del reporte interno no tienen desperdicio y develan una maniobra que podría agregar tremendas repercusiones provinciales y nacionales a la entidad en virtud de propuestas de negocios “poco claros” que se irían repitiendo desde el mismo sector. Como para agregar un datito más de los varios puntos que se irán develando del ya denominado “PlumaGate” (en vaga referencia a la estafa estadounidense conocida como WaterGate) en una de las más desopilantes pero no por eso sumamente procupantes observaciones de los síndicos se destaca que le expresan “Los informes presentados por la proveedora no tienen firma ni identificación de quien los ha elaborado, ni fecha de presentación, ni la indicación del funcionario de la entidad que la ha recibido y analizado (sic)”. Una verdadera huella digital, dicen algunos que saben que directores se hacen cargo de sus gestiones y cuales no, tal vez por falta de vinculo absoluto con el oficio de banquero. En fin, una investigación que dará para analizar bastante más en los próximos días.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS