PIDEN EL ENCARCELAMIENTO DE LOS ACUSADOS POR EL CRIMEN DEL 11 DE OCTUBRE

Masiva marcha por el asesinato de Fabián Sejas


MARCHA1En el día de ayer viernes, más de quinientas personas se concentraron en la Plaza San Martín de la ciudad de Puerto Madryn, frente a la Intendencia, para pedir Justicia, el esclarecimiento del crimen de Fabián Sejas y el encarcelamiento de los tres implicados en el crimen, con prisión domiciliaria desde la última audiencia. A la movilización de ayer también acompañaron también los familiares y amigos de Joel Huaniman, el portero de la escuela que falleció los primeros días de septiembre luego de haber sufrido severas heridas de arma blanca cuando fue asaltado.

El hecho
En la noche del 11 de octubre, Milton Fabián Sejas murió asesinado durante una fiesta celebrada en el gimnasio del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA). Si bien la policía detuvo a tres jóvenes, los mismos se encuentran con prisión domiciliaria.
Sobre la marcha, Sandro Sejas, hermano de la víctima, había asegurado: “Todos los vecinos, gente de Madryn, los amigos de Fabián, queremos que vengan a pedir Justicia, no solo por él, sino por toda la gente. Nosotros estamos pasando un momento muy feo, vergonzoso en el sentido de que nadie hace nada, los tres asesinos están sueltos, tienen prisión domiciliaria por 30 días. Ellos están en la casa como si fuera un hotel, comiendo con la familia, es una vergüenza desde todas partes, la jueza dejó libre a los asesinos mientras nosotros estábamos velando a mi hermano. Por eso nosotros decidimos hacer una marcha para que toda la ciudad se dé cuenta en qué situación estamos viviendo acá y que a cualquiera le pude tocar”.

Identificados
Según lo que explicó Sejas, los autores del hecho estarían identificados e incluso fueron imputados por “homicidio en riña”. “Sabemos quiénes fueron los que asesinaron a mi hermano, tenemos los nombres y apellidos, fueron aproximadamente 10, 12 personas, de esos agarraron solamente a tres, que son los que estuvieron un día presos. Los nombres son: Rodrigo Orellana, Alejandro Vázquez Guzmán y Filomón Córdoba, son los tres que estuvieron detenidos y ahora están en la casa”, contó Sandro, quien no se mostró demasiado optimista en cuanto a la actuación de la Justicia por este homicidio: “No sé qué más hacer, la verdad que no creo mucho en la Justicia, porque por cómo empezó todo ya veo que esto va a quedar en la nada, la Justicia se pone del lado del asesino. En el local del SUPA donde mataron a mi hermano, al otro día hicieron otra fiesta, no clausuraron el local, taparon la sangre de mi hermano con tierra y siguió la fiesta, ahí nos damos cuenta nadie tiene conciencia de lo que pasa”.

Pasividad
Otro de los puntos críticos de este caso, es que dentro del gimnasio del SUPA se encontraban cuatro policías realizando adicionales, los cuales, según testigos, no hicieron nada para impedir la tragedia: “Yo no sé los nombres, pero los policías que estaban esa noche nos miraban, dejaron salir a todos los chicos esos con botellas de cerveza. ¿Cómo no se van a dar cuenta?. Ellos miraban de lejos cómo mataban a mi hermano, a mí me rompieron la cabeza y volví adentro a buscarlos a ellos para pedir auxilio y los policías me miraban y no me decían nada, caminaban a paso de tortuga hasta donde estaba mi hermano. El jefe de policía no puede decir que no tenían visibilidad si estábamos dentro del mismo predio, ellos se tendrían que haber hecho cargo, les pedía que tiren un tiro al aire para dispersarlos y mientras mi hermano agonizaba le tiraban piedras, lo querían seguir pateando y la policía no hizo nada”, manifestó Sandro Sejas, quien agregó que “ojalá que los saquen de su cargo, que les saquen la ropa y el arma, porque no tienen el valor para usarla, no puede ser que cualquiera sea policía, no tienen entrenamiento ni capacidad para agarrar un arma”.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS