EL BUZZISMO MARCA UNA POSIBLE POLARIZACIÓN ENTRE EL FPV Y CAMBIEMOS, Y NINGUNEA A CH.S.T. CIMADEVILLA CUENTA LOS “ESCURRIMIENTOS” DASNEVISTAS. CHUBUT SOMOS TODOS HABLA DE PACTO ENTRE BUZZI Y MACRI TRAICIONANDO A SCIOLI

Golpe a golpe


p3Las ideas de los armadores de campaña suelen ser complejas, o por lo menos rebuscadas cuando se trata de la recta final y de números finos que hay que tratar de asegurar a costa de sumas pero también de restas en las . No se sabe como sucedió, si fue idea del apoderado del FpV en Chubut, Blas Meza Evans, del presidente del PJ, Carlos Eliceche o del asistente Rubén Zárate, pero en la semana uno de los datos que pegó duro en el Chu.So.To. que lidera Mario Das Neves fue la versión que la gran pelea electoral en Chubut tendrá lugar entre el Frente Para La Victoria y Cambiemos.
En el fondo no se animaron a decirlo en voz alta, pero los hombres si habrían llegado a susurrarlo en voz baja, dando por hecho que Das Neves está en el marco de su convalecencia de salud, un tanto “fuera de juego” faltando exactamente un mes para las elecciones generales de octubre.
Por un lado jugar con la idea de la polarización no fue mala desde el impacto electoral, pero si fue un golpe más que bajo considerando el estado de salud de Das Neves y el respetuoso silencio de campaña que hizo incluso su propia tropa, esperando el regreso del líder para reactivar reuniones y puestas en escena. De hecho, la incertidumbre no es poca en las líneas dasnevistas. La reflexión que sobrevuela las almohadas es si Mario debe correrse por un tiempo de la acción política cotidiana, no hay un heredero nato que pueda llevar adelante su mismo liderazgo. Y el discurso del equipo con el que cuenta, tampoco suena demasiado sólido. Hay internas latentes, desconfianzas históricas, el peso del vínculo familiar que siempre se sobreimpone a cualquier lógica y temores fundados.

Interrogantes

Una parte importante del electorado también lo piensa así. ¿A quién votamos? ¿A un Buzzi que está en marcha, con equipo y proyección personal dada su edad, su formación y su nueva forma menos confrontativa de hacer política, aunque tenga altibajos en los lucimientos de gestión? ¿O a un Das Neves que viene debilitado físicamente, aunque con entusiasmo y mucha fortaleza psicológica, pero con un grupo desperdigado y variopinto que ya probó las mieles del poder nada menos que por ocho años? ¿Qué cosa puede aportar uno y cual otro?

El “todo vale”

La presunta polarización entre el segundo y el tercero, fue lisa y llanamente dejar picando la idea que Das Neves tal vez hasta se llegue a bajar de la campaña si su salud empeorara y su equipo no se pone las pilas suficientes. Esta idea de “correrlo” de escena con una polarización casi ilusoria fue más una especie de provocación, para que saltara la reacción visceral propia del sector.
El buzzismo sabe que desde el llano, aguantando su enfermedad estoicamente y peleando una campaña sin demasiada inversión ni muchos protagonistas, Das Neves le sacó 6 mil votos de diferencia a Buzzi.
Ante este entrevero de `titanes´, el macrismo por supuesto se quedó quietito y no movió, ya que ese ruido le viene bien y de alguna manera le “levanta el precio” en Chubut. Pero el mal paso lo dio el radicalismo que empuja el sector del senador Mario Cimadevilla, que salió en simultáneo y con igual discurso, exponiendo una movida, o burdamente acordada u oportunistamente aprovechada.

En línea

Cimadevilla trazó un paralelismo entre las opciones que se presentan a nivel nacional, como así también provincial. “La sociedad debe tener en claro que la disputa política en octubre se presenta entre la continuidad que propone el FPV y el cambio que formulamos desde nuestro espacio, tanto con Mauricio Macri como candidato a presidente, como con Carlos Lorenzo como aspirante a Gobernador”, afirmó el actual senador, quien se postula para retener su banca.
“El claro ejemplo que se puede palpar en nuestra provincia, respecto de esto que señalo, es el desmembramiento al que estamos asistiendo por parte de Chusoto (sic), cuando vemos que Federico Massoni y Fernando Vivas abandonan ese espacio político para sumarse al FPV, al igual que Alfredo Luenzo, quien si bien se presenta como candidato de Das Neves, dio señales de que en caso de ser elegido se sumará a la escribanía K en la cámara alta”, comentó Cimadevilla.
Agregó “Esta diáspora no es nueva, continuó diciendo el legislador nacional, en relación al ex gobernador Mario Das Neves ya que “en las recientes PASO de agosto perdió 20 puntos en comparación a las elecciones que se realizaron en 2013. La declinación de quien fue amo y señor de Chubut entre 2003 y 2010 es evidente. El de la vieja política, que él encabeza, es un ciclo cumplido”, estampó.

De punta

Como sea, la respuesta no se hizo esperar. El dasnevismo le tiró con munición gruesa, denunciando “un evidente pacto electoral entre el macrismo y buzzismo”. “Este pacto tendría por objeto darle más votos a Buzzi en la provincia y además hacer que un `milagro´(sic) vuelva a colocar a Cimadevilla en el Senado”.
Según los operadores de Chu.So.To. el vínculo labrado entre Buzzi y Cimadevilla y el macrismo se trataría de una “traición” al propio Scioli, con tal de sumar votos propios. Eso en base a datos duros como que a Scioli en realidad en Chubut le fue bien sacando 108.162 votos, mientras que no le significó del todo un arrastre a Buzzi como se esperaba, que sacó 89.578 votos, o sea 18.584 votos menos que Scioli.
Según la lectura dasnevista, Buzzi sabe que necesita sacar votos de otro lado. Si el massismo esta con Chu.So.To. no queda otro espacio que tratar de captar los votos de Cambiemos “aún sabiendo que Scioli cuenta voto por voto para no ir a segunda vuelta lo que podría poner en peligro su victoria”.

Todo lo contrario?

Justamente este miércoles Daniel Scioli aprovechó el cierre en Mar del Plata de los JuegosBA para reunirse con intendentes y sus funcionarios más cercanos y bajar línea dura para lo que resta de la campaña. El mensaje del candidato presidencial fue concreto: “tenemos que evitar caer en el barro del PRO”, les dijo.
Tras el acto en el Estadio Polideportivo del que participaron unos 17 mil jóvenes de toda la Provincia, Scioli le pidió al organizador del evento, el secretario de Deportes, Alejandro Rodríguez, que arme un VIP para mantener una reunión de neto corte político.
Según LPO, esa reunión no estaba prevista. El cronograma de actividades cerraba con el acto. Incluso, la idea inicial fue armar una foto sólo con deportistas vistiendo la camiseta argentina, sin funcionarios sobre el escenario. Sin embargo, el propio candidato los invitó a subir con la idea de mostrar unidad.
Para los organizadores las camisetas argentinas buscaban un contrapunto con Mauricio Macri, y recordaban que trajo al atleta Usain Bolt para promocionar el Metrobus.
En el VIP hubo sólo dos oradores: el propio Scioli y Carlos Zannini, su candidato a vice. El Gobernador habló primero y después lo hizo el secretario Legal y Técnico de la Presidencia. Scioli dijo que el modus operandi de la alianza Cambiemos (PRO-Radicalismo) será embarrar la campaña, enredar, y generar caos y tensión.
“Hay que responder con las políticas que tenemos, mostrar lo que hicimos y defenderlo. Porque costó mucho”, dijo.
Además les pidió a intendentes y funcionarios de su gobierno que estén tranquilos con lo que se hizo y aseguró que las encuestas están dando buenos porcentajes. Más tarde, el propio Zannini reforzaría esta idea haciendo hincapié en que la proyección de las encuestas favorece al Frente para la Victoria.
Tanto del acto como de la reunión final también participó Estela de Carlotto. Que había causado revuelo afirmando que Scioli «puede ser una transición a la espera del regreso» de Cristina Kirchner al gobierno. Desde el sciolismo aseguraron que las declaraciones de Estela fueron sacadas de contexto y agregaban que su presencia en Mar del Plata buscaba contrarrestar a la propuesta del PRO que promueve en esa ciudad a un candidato a quien vinculan con la última dictadura.

Mensaje para todos

Entre los que escucharon cual debería ser la estrategia de “no mezclar” y mantener la calma y la línea propia estaban los intendentes Fernando Espinoza (La Matanza), Gustavo Pulti (Mar del Plata), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Jorge Paredi (Mar Chiquita), Jorge Fernández (Lincoln), Néstor Álvarez (Guaminí), Cristian Popovich (General Madariaga) y Juan Carlos Veramendi (General Paz), entre otros. Por ahora, todos son operativos cruzados y un gran enjambre de posibilidades. Habrá que ver…

Fuentes: NA, LPO, propias


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS