SE MOVILIZARON POR LA CIUDAD, BLOQUEARON EL PUERTO Y AMENAZAN CON CORTAR LA RUTA 3

En un clima de tensión social, los trabajadores piden salvar Alpesca


El Diario | Politica | Puerto Madryn | Seguridad

INTROPuerto Madryn vive un momento muy delicado por las consecuencias sociales que podría acarrear el cierre de Alpesca y que mil familias se quedaran sin sustento. Ayer, hubo un pico de tensión durante toda la jornada que incluyó protestas frente al Concejo y el Municipio, luego bloquearon el acceso al muelle Storni, y dejaron latente la posibilidad de endurecer la protesta cortando las rutas de acceso a la ciudad.
Al caer la tarde, la Ministro de Agricultura finalmente vino a Madryn y anunció el pago de dos mil pesos de subsidios a cada trabajador, y admitió que para implementar un salvataje de la pesquera se requieren 70 millones de pesos, que hoy el Estado no está en condiciones de aportarlo.SASTRE
Las respuestas oficiales no calmaron los encendidos ánimos, y es incierta la reacción de las mil personas que temen quedarse sin trabajo, y que antes de Navidad solo tendrán dos mil pesos de asistencia. En ese marco, el gobierno dispuso ayer reforzar la seguridad en los supermercados, admitiendo que temen por posibles saqueos.
Los gremios del SOMU y STIA decidieron unir fuerzas para protestar por la falta de respuestas a la situación, ya que se ven apremiados por la época festiva que se aproxima y el inminente cierre de la Alpesca. El 30 de diciembre, tal como lo anunciara Nicolás Seoane, actual mano derecha de Omar Segundo, la pesquera dejará de trabajar.
El Concejo Deliberante en horas tempranas se preparaba para la sesión donde se daría tratamiento al presupuesto 2014, sin embargo al mediodía las cosas cambiaron y esos planes debieron postergarse por causas de fuerza mayor. Luego de una reunión que se llevó a cabo en las instalaciones del STIA a las 10:30, los trabajadores del Sindicato Obreros Marítimos Unidos junto con sus representantes decidieron unirse a la lucha de la gente de Alpesca y con bombo en mano partieron rumbo al Palacio de la Municipalidad.
Los trabajadores de Alpesca se hicieron presentes en el Concejo Deliberante para exigirle a los ediles que salieran del recinto y dialogaran con Luís Núñez y los representantes de los gremios con el fin de hallar una solución al problema. Los concejales desconcertados acataron el pedido, sin embargo cuando salieron para entrar a la Municipalidad fueron duramente increpados por los manifestantes.
Los ánimos se fueron crispando con el correr de los minutos, y tanto Miguel Antín, concejal por el bloque del Partido Acción Chubutense, y el vice intendente Alejandro Pagani, fueron los más criticados por el grupo de choque. La catarata de insultos, escupidas y elementos contundentes cayeron sobre los ediles como Marcela Curache, y ante esa situación de desborde pidieron ingresar lo antes posible al municipio.
La metodología de protesta fue la misma que se viene repitiendo en cada movilización, quema de gomas, con cuatro focos interrumpiendo el paso, bombos, redoblantes y algunas banderas. El humo negro pinto el centro de la ciudad, dejando la Plaza San Martín tiznada, al igual que las paredes y la bandera del Concejo Deliberante.
Una vez que quienes conforman el cuerpo deliberativo lograron ingresar al edificio, Núñez fue a su encuentro para participar de la reunión de la cual también participaría el intendente Ricardo Sastre. “De las reuniones en Buenos Aires se desprendió la posibilidad de un posible plan de salvataje, pero a eso hizo referencia la Ministro Gabriela Dufour, nosotros lo que esperábamos era algún anuncio por parte del gobernador de la provincia Martín Buzzi, pero él no habló” afirmó Núñez.

Cómo será el salvataje

Por otra parte, el Secretario General del STIA, expresó que los trabajadores coincidieron en que necesitan que las autoridades locales, el intendente y los concejales, tomen conocimiento de lo que sucede y que le soliciten a Buzzi que se haga presente para comentarles cuál es el plan de salvataje, si es que existe.
“Además planteamos la situación inmediata, la gente no ha terminado de cobrar el mes de noviembre y eso se suma la incertidumbre por el depósito de los salarios que se vencieron y el cierre de la empresa” explicó Núñez.
Luego de la reunión entre el intendente, los concejales y los representantes de los sindicatos, se llamó a Martín Buzzi para que viajara a la ciudad, sin embargo éste afirmó que no podía y Dufour expresó lo mismo, por lo que ésta última dijo que hoy podría hacerse lugar para venir a la ciudad. Aunque la venida de la ministro es importante, lo que los trabajadores quieren es la presencia del gobernador, ya que afirman que no deja a los sindicatos participar de las reuniones en Capital Federal, pero luego ni siquiera da cuenta de las novedades.

No aparecen

Si bien Omar Segundo, presidente de Alpesca, reapareció la semana pasada anunciando el cierre de la pesquera y firmando un documento por el cual se compromete a ceder la totalidad de las acciones a quienes los sindicatos y el gobierno dispongan.
“Segundo no da la cara y Buzzi, que no nos permitió participar y saber qué se determinó en Buenos Aires con el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Carlos Casamiquela, tampoco aparece para decirle a los trabajadores que están sufriendo qué es lo que se va a hacer” sentenció Núñez.

Lucha

Luego de que las noticias tras el dialogo no fuesen las esperadas, los trabajadores tanto del STIA como del SOMU partieron para el muelle Almirante Storni para continuar con la protesta bloqueando la actividad portuaria.
“Si tenemos que cortar todo lo vamos a hacer, estamos a 20 y aún no cobramos, la empresa se va a cerrar y parece que a los funcionarios no les interesa nada de lo que nos pase. Los concejales piensan que estamos jugando, pero no tenemos nada que perder, no ganamos 20 mil al mes como ellos” destacó uno de los trabajadores de Alpesca.

Tensión

Durante la tarde, y con los trabajadores apostados fuera de Socia, empresa de Omar Segundo, y se vivieron momentos muy tensos, ya que el titular del SUPA, Ricardo Franco, dijo que su gremio no permitiría que corten el ingreso de estibadores al puerto, y desafió a quien lo intentare. Esto fue tomado como una amenaza por los trabajadores del STIA, y hubo un fuerte cruce, esto ocurrió en momentos que el intendente Ricardo Sastre, acompañado del viceintendente y concejales se hizo presentes en la rotonda donde se realizaba el piquete para anunciarles que finalmente la ministro Dufour llegaría a Madryn.
La funcionaria se apersonó en la sede del STIA y luego se trasladaron hasta el lugar de la concentración de trabajadores, anunció que el gobierno les pagará dos mil pesos de un fondo anticíclico antes de Navidad y les pidió tiempo para resolver la puesta en marcha de la empresa a través de un salvataje.

 


COMENTARIOS

Comments are closed.