NOCHEBUENA: LA GUARDIA DEL HOSPITAL DE MADRYN REGISTRÓ CUATRO INGRESOS

Bajó la cantidad de quemados por pirotecnia


El Diario | Puerto Madryn | Seguridad

tapa4Los festejos por la Navidad suelen traer aparejados diversos tipos de accidentes, ya sean por la utilización de artículos pirotécnicos o por el exceso en el consumo de alcohol, con consecuencias como intoxicaciones, accidentes de tránsito o peleas. La Guardia del Hospital Ísola tuvo un día más tranquilo que otras Nochebuenas, así lo declaró el doctor Facundo Orozco: “Estuvo bastante movida pero no tanto como otros años. Tuvimos dos o tres quemados, algún que otro con traumatismo y un accidente de tránsito en el que hubo un fallecido”.
El uso de pirotecnia de forma irresponsable o la mala calidad de algunos productos suele traer consecuencias graves como son las quemaduras de distintos grados. Sin embargo, en la noche del 24, el caso más grave fue un mayor con una quemadura de tercer grado por la explosión de una bomba de estruendo en su mano. También la Guardia recibió a tres personas con quemaduras superficiales. Esto señalaría que con respecto a otros años el número de accidentados bajó notablemente.

Accidente trágico
Sí se tuvo que lamentar el fallecimiento de una persona en un accidente de tránsito, aunque no tuvo nada que ver con el festejo de la Navidad, según la descripción del personal de la Guardia del nosocomio se trató de un accidente muy atípico: “Un hombre que ingresaba a la ciudad agarró un badén y golpeó su cabeza contra el vidrio, perdiendo la vida instantáneamente”. Según trascendió, el hombre de apellido Cruz, tenía unos 60 años y venía manejando solo cuando a las 0:45 horas se produjo su fallecimiento tras golpear su cabeza contra el vidrio delantero de su auto.

Tres intoxicados importantes

Con respecto al consumo de alcohol, en la noche del 24 la Guardia registró varios ingresos por intoxicación, aunque no varió demasiado con cualquier fin de semana: “Tuvimos tres intoxicados importantes y una gran cantidad de ingresos por consumo de alcohol, pero sin consecuencias graves”, aseguró Orozco.
Sí ingresaron dos heridos por peleas en la vía pública, un hombre con fractura de mandíbula y una mujer con un traumatismo de cráneo como consecuencia de un conflicto entre vecinos. Lo que no se produjo, por lo menos no con asistencia en el hospital, heridos por el famoso “corchazo” de sidra o champagne y tampoco hubo ningún nacimiento la noche del 24


COMENTARIOS

Comments are closed.