La FESC se opone a la empresa alimentaria: «Vidal ya no es un dirigente gremial»

Los ministros de Gobierno, Pedro Luxen, y de la Producción, Gustavo Martínez, junto al director provincial de Comercio, Paulo Lunzevich, recibieron a referentes de la Cámara de Comercio Industria y Afines de Río Gallegos (CCIARG), en representación de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), la Federación de Instituciones Agropecuarias (FIAS) y las distintas cámaras comerciales de la provincia.

La Cámara de Comercio de Río Gallegos, y en representación de la Federación Económica de Santa Cruz, ratificaron su posición en contra del proyecto de ley que establece la creación de la empresa estatal de alimentos. Cabe destacar, que la iniciativa había sido presentada en la Cámara de Diputados por el Poder Ejecutivo Provincial sin el consenso previo con las federaciones, cámaras y organizaciones de la actividad privada, y si bien el titular de la cartera productiva realizó un balance positivo del encuentro, lo cierto es que los referentes empresariales volvieron a ratificar su desacuerdo con la iniciativa.

Durante un encuentro, tanto la CIARG como la FIAS coincidieron que “el gobierno debe ser promotor y no actor” en la actividad económica privada, postura ante la cual, los funcionarios provinciales, se comprometieron en no avanzar en la norma hasta que no se tenga el consenso de la mayoría, solicitando que las entidades empresariales presenten por escrito sus objeciones.

Desde la Cámara de Comercio de la ciudad capital se reiteró su rechazo al proyecto, más teniendo en cuenta el rol que tendrá el Estado en la propuesta empresarial, y todos los ámbitos que puede abarcar, más teniendo en cuenta a largo plazo que destino le pueden otorgar las futuras autoridades gubernamentales. También se aclaró que, en el marco de las comisiones de la Cámara de Diputados, se expondrán las objeciones al proyecto de ley, y se sumarán distintos sectores comerciantes y pymes de la provincia a través de la Federación Económica.

En diálogo con TiempoSur, Francisco Albea, vicepresidente de FESC y presidente de La Cámara de Comercio de Río Turbio, quien en primer término se manifestó como “un defensor de las personas que son democráticamente elegidas, en este contexto, mi opinión personal, es que el gobernador Claudio Vidal, aún no se saca el traje de ser un dirigente gremial”, y remarcó: “Necesitamos absoluta inteligencia, conocimiento y un gran equipo que lo acompañe. Necesitamos llegar todos a buen puerto. Yo no estoy de acuerdo con esa iniciativa porque el Estado nunca puede ser la competencia de sus contribuyentes. Con poder, con economía y autonomía, atentan contra el empresariado en esta oportunidad”.

“La buena intención y buena idea de poder producir y conseguir alimento a valor más económico, está bien, pero debería apoyarse a los privados para que puedan producir y sostenerlo en el tiempo, porque somos nosotros, el sector pyme, los que generamos la mayor parte de empleo genuino”, dijo y cerró: “Como vicepresidente de la FESC hicimos varias notas para sentarnos con el gobernador y estamos para empujar el carro para adelante, pero con ideas superadoras”.

ÚLTIMAS NOTICIAS