Animalito e’ dios

Investigadores de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, comprobaron que algunas abejas reinas son capaces de hibernar durante una semana bajo el agua. Esto podría representar un panorama esperanzador ante la inminente amenaza que corre esta especie a nivel mundial, por factores relacionados con el cambio climático y la actividad humana.

Por accidente

Todo comenzó cuando, durante un estudio previo, científicos estudiaban los periodos de sueño que las reinas abejorro utilizan para sobrevivir en condiciones adversas.
Sin embargo, se permitió por error que agua se acumulara en los contenedores con tierra que albergaban a los insectos, pero, cuando se drenó el líquido, se descubrió que las reinas seguían vivas.
Este accidente generó curiosidad en Sabrina Rondeau, autora principal del reciente estudio publicado en la revista científica Biology Letters. En él, Rondeau y su equipo decidieron ir más allá: reunieron 143 reinas abejas de la especie Bombus impatiens y las indujeron a un sueño artificial, para luego pasarlas por diferentes periodos de inmersión y poner a prueba su supervivencia durante 8 y 24 horas. Algunas, incluso, pasaron 7 días completos.
Uno de los resultados más importantes de la investigación fue que las abejas que estuvieron sumergidas durante una semana, tuvieron una tasa del 81 % de supervivencia ocho semanas después.
En palabras de Rondeau al periódico Globe and Mail, esta es una noticia importante porque podría implicar un panorama alentador en medio del declive de abejas durante los últimos años.
“Un tercio de todas las especies de abejorros está en declive, y si podemos descartar a las inundaciones como amenaza para ellos, podemos centrar nuestros esfuerzos en otros aspectos que sí las perjudiquen directamente”, dijo Rondeau.

Las amenazas contra las abejas

Como lo mencionamos antes en este diario, investigadores concluyen que esa disminución se debe, entre otras cosas, a las prácticas agrícolas negativas, incluyendo el uso indiscriminado de pesticidas en los cultivos.
En otro artículo, contamos también que aromas contaminantes influyen en que las abejas estén visitando cada vez menos las flores para polinizarlas, pues su olfato se ve gravemente afectado.
Por ahora, como cuenta Rondeau, es necesario realizar más investigaciones para comprender completamente los mecanismos fisiológicos y moleculares que le permiten a las reinas abejorro sobrevivir a los periodos de tiempo de una semana sumergidas bajo agua.
La científica también mencionó que sería fundamental evaluar cómo estos hallazgos podrían aplicarse a la gestión y conservación de las especies de abejorros en peligro.

ÚLTIMAS NOTICIAS