Abel Pintos y Luciano Pereyra siguen haciendo historia: agotaron 10 shows en el Luna Park

Los cantantes se presentarán en noviembre en Buenos Aires. Una reunión que esperó casi 30 años y cobró realidad con “Es ahora”, una canción que los representa como artistas

Abel Pintos y Luciano Pereyra siguen escribiendo a cuatro manos parte de la historia de la música argentina. A casi 30 años de sus comienzos como adolescentes, consagrados como dos de los artistas más importantes de su generación, decidieron unir sus caminos en un proyecto que emocionó al público desde el momento en el que se conoció. Primero fue una canción, “Es ahora”. Luego, el anuncio de los shows. Y ahora, el cartelito tan esperado como inevitable de sold out.

En menos de 10 horas, el de Bahía Blanca y el de Luján agotaron los 10 conciertos anunciados para noviembre en el Luna Park. De esta manera, unas 60.000 personas lograron adquirir sus tickets para ver juntos por primera vez en concierto a dos de los artistas más queridos del cancionero popular. Y el evento será histórico no solo por la reunión de Abel y Luciano, sino porque marcará el fin de una etapa del mítico reducto, que permanecerá cerrado un tiempo por reformas.

El fenómeno se veía venir desde el momento mismo de anunciarse este ciclo de conciertos y los fanáticos estuvieron dispuestos a todo para estar presentes. Algunos, se acercaron a la esquina de Corrientes y Bouchard para acampar junto al Palacio de los Deportes y asegurarse la mejor ubicación posible. Al mismo tiempo, la fila virtual agrupó a miles de seguirores que querían garantizarse su sitio en algunos de los conciertos que tendrán lugar entre el 9 y el 24 de noviembre.

Tal como estaba previsto, a las 10 de la mañana se abrieron las ticketeras y boleterías presenciales dando inicio a la venta de localidades para las 10 funciones. Antes de las 20, ya no quedaban más tickets dando cuenta del furor que provocaron los artistas por esta unión que dejó a sus fans con ganas de más y que abre la puerta a que haya nuevos conciertos en algún futuro.

Esta unión empezó a cobrar forma pública el 12 de mayo, cuando se publicó “Es ahora”, una canción que de alguna manera resume el camino transitado y de otra, anticipa los pasos por venir. “Tenía solo un sueño y el camino que tomé. Aún sonaba el eco de un recuerdo en la pared. Sentía que volaba, de miedo eran mis alas. Sin nada que perder. Me hice tan amigo de mi propia soledad. Que ya no distinguía para bien o para mal. Ya nada me importaba, daba igual, una noche más. Los aplausos o el abrazo de mamá”, entonan en la canción que publicaron en las plataformas musicales.

El lanzamiento fue acompañado por un emocionante video musical, en el que ambos artistas se repartieron los elogios. “Dios y la música me siguen regalando momentos mágicos. Una alegría compartida es el doble de la alegría. Por eso mismo estoy tan emocionado y feliz de cantar junto a mi hermano Abel. Esta canción que me hace entender aún más que no es ayer, no es mañana ‘es ahora’”, expresó Luciano.

Por su parte, el bahiense también dijo lo suyo: “También existen sueños que uno ni siquiera se atrevió a soñar alguna vez, pero que, cuando se develan ante nosotros, advertimos que siempre estuvieron ahí, en lo más profundo de nuestro corazón y que no solo necesitábamos cumplirlos, si no que fueron parte de nuestro camino y nos trajeron hasta acá. Cuando eso sucede, uno se dice: ‘Es ahora’. Gracias Dios por traerme en manos de un hermano que me inspira uno de los sueños más lindos de mi carrera”. La mesa está servida. Y los seguidores ansían en que solo sea el comienzo.

ÚLTIMAS NOTICIAS