INTERNACIONALES

España: Pedro Sánchez seguirá al frente del gobierno tras amenazar con dimitir

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció este lunes que seguirá al frente del Ejecutivo tras amenazar con dimitir por el acoso personal que dice sufrir de la oposición.

«He decidido seguir, seguir con más fuerza si cabe», dijo Sánchez en un mensaje al país desde el palacio de la Moncloa.

Concluye así la incertidumbre que se abrió el miércoles cuando Sánchez anunció que se daba unos días para meditar su renuncia, criticando el «acoso y derribo» de la derecha y la ultraderecha a su familia después de que se conociera la apertura de una investigación judicial a su esposa, Begoña Gómez, por presunta «corrupción».

Asiduo a los golpes de efecto políticos, Sánchez canceló su agenda pública hasta el lunes, anulando su aparición en mitines durante el primer fin de semana de campaña para las cruciales elecciones regionales del 12 de mayo en Cataluña, donde los socialistas buscan desalojar del poder a los independentistas.

«Mostraremos al mundo cómo se defiende a la democracia, pongamos fin a este fango de la única manera posible, mediante el rechazo colectivo sereno y democrático, más allá de las siglas y de las ideologías, que yo me comprometo a liderar con firmeza como presidente del Gobierno de España», continuó.

Fuertes críticas de Sánchez a la oposición

Las manifestaciones en Madrid y otros puntos de España este fin de semana han «influido decisivamente mi reflexión», dijo Sánchez, criticando los «bulos deliberados» que lanza la oposición.

«Asumo ante ustedes mi compromiso de trabajar sin descanso, con firmeza y con serenidad por la regeneración pendiente de nuestra democracia», añadió en su mensaje el dirigente socialista, que se había mantenido en total silencio estos días, sin dar pistas de su decisión.

De haber dimitido Sánchez, España se hubiera encaminado a unas nuevas elecciones generales, un año después de las de julio pasado.

La investigación contra la esposa de Sánchez, bajo secreto de sumario, fue abierta por una denuncia de la asociación Manos Limpias, próxima a la extrema derecha.

Cómo sigue la investigación sobre la mujer de Pedro Sánchez

La fiscalía pidió que se archivara la demanda y Manos Limpias admitió que se basó exclusivamente en informaciones de prensa.

Según el medio digital El Confidencial, el tribunal indaga los vínculos de Begoña Gómez con el grupo turístico español Globalia, propietario de la aerolínea Air Europa, cuando esta última mantenía conversaciones con el gobierno para un rescate durante la pandemia de covid-19, que finalmente consiguió.

En su carta a la ciudadanía divulgada el miércoles, Sánchez, que gobierna con la extrema izquierda y el apoyo de partidos nacionalistas e independentistas vascos y catalanes, repudió las «denuncias tan escandalosas como falsas», que a su juicio emanan de una campaña llevada a cabo por «intereses derechistas y ultraderechistas (…) que no aceptan el veredicto de las urnas».

Es una «estrategia de acoso y derribo», prosiguió el mandatario, cuyas medidas, como una ley de amnistía para independentistas que participaron en el intento de secesión de Cataluña en 2017, han chocado con un rechazo frontal de la oposición de derecha.

El conservador Partido Popular, primera formación de oposición, ha ridiculizado la decisión de Sánchez de sopesar su dimisión y asegura que es puro tacticismo político para victimizarse y reagrupar a sus filas.

Un jefe de gobierno «no puede montar un espectáculo de adolescente para que vayan detrás diciéndole que no se vaya y que no se enfade», ironizó el jueves el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

El socialista «ya representa al pasado» y «no habrá épica en la dimisión, ni habrá heroicidad en la resistencia» si se mantiene en el poder, afirmó el domingo Feijóo, en una referencia al libro «Manuel de resistencia» de Sánchez.

ÚLTIMAS NOTICIAS