POR LA QUITA DE SUBSIDIOS QUE DISPUSO MILEI

Río Gallegos declaró la emergencia de transporte urbano de pasajeros

Este viernes, el Municipio de Río Gallegos declaró la Emergencia de Transporte Urbano de pasajeros en la capital santacruceña. Se instrumentó a través de un Decreto Ad Referéndum del Concejo Deliberante.

La decisión fue tomada tras una reunión entre la Comuna y la empresa CityBus, después que el Gobierno Nacional decidiera la quita de subsidios, algo que podría afectar el costo del boleto. El objetivo final de esta herramienta del Ejecutivo es garantizar el servicio de transporte en la ciudad. El plazo de la misma es de nueve meses, con posibilidad de prórroga.

La Emergencia permite al Municipio, además de adoptar medidas extraordinarias para garantizar la permanencia y prestación del servicio, a la realización y reestructuración de los términos contractuales con la prestadora.

“El Ejecutivo Nacional implementó una serie de políticas de ajuste y recursos económicos a los Gobiernos Provinciales y Municipales, provocando la desregulación y desfinanciamiento de las obras. Fueron materializadas en el Decreto de Necesidad y Urgencia vigente, posterior a la devaluación del 119 % en el dólar oficial”, se argumentó en el decreto al que tuvo acceso TiempoSur.

Recordó que el 12 de diciembre pasado se habilitó la suba del boleto de pasajeros, que pasó de los $ 90 a los $ 197. “Esto configura el primer aumento de tarifa desde el mes de enero del 2023. Es decir que, durante once meses, la Municipalidad absorbió todas las subas que se fueron dando en el boleto de transporte público de colectivos. Al tiempo que se mantuvieron atributos sociales vigentes”, explica el texto.

En este marco, expresan que la Secretaría de Transporte eliminó los Fondo Compensadores del Interior, que subsidiaba el valor del boleto.

“La ciudad de Río Gallegos no se encuentra exenta del alcance de las medidas adoptadas y sus graves implicancias, atento a lo cual este Departamento Ejecutivo se encuentra ante la necesidad de diseñar estrategias de contención, a fin de evitar la paralización permanente del servicio”, argumentaron.

Entre los datos, señalaron que desde hace un año no se reciben ingresos destinados para cubrir los servicios de la empresa, por lo que se generó una deuda de cien millones de pesos. Sin recibir tampoco la prestadora fondos de Provincia, con el pasivo de trescientos millones.

“Resulta imperioso declarar el estado de Emergencia Municipal en el Transporte Urbano de Pasajeros, y adoptar todas aquellas medidas extraordinarias y urgentes que resulten conducentes a garantizar la permanencia del funcionamiento óptimo del servicio de transporte”, recalcan desde la Comuna.

Exponen, además, que durante el tiempo que dure la citada declaración de emergencia, «la Municipalidad se compromete a llevar adelante el reempadronamiento de los usuarios y usuarias que necesitan del aporte del Estado Nacional, a través del Atributo Social del sistema SUBE, que se modificó estableciendo un tope del cincuenta y cinco por ciento (55 %) de descuento del boleto del transporte público”.

ÚLTIMAS NOTICIAS