CÁMARA DE DIPUTADOS

Ley de Bases: convocan a sesionar este miércoles

Finalmente la sesión de la Cámara de Diputados para debatir el proyecto de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos se realizará a partir de este miércoles.

La noticia, que ya estaba circulando en las especulaciones que se hacían en tanto se dilataba la convocatoria a la sesión, fue confirmada por fuentes parlamentarias que señalaron que la reunión de Labor Parlamentaria se realizará este martes por la tarde y la sesión especial para debatir el proyecto del Poder Ejecutivo comenzará el miércoles a partir de las 10. Poco antes de las 16, el bloque de La Libertad Avanza solicitó oficialmente la convocatoria a la sesión, para las 10 de la mañana, lo cual fue inmediatamente confirmado por las autoridades de la Cámara.

En el temario, consta la jura de diputados y luego el tratamiento del expediente correspondiente al proyecto del Ejecutivo sobre Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

El pedido está suscripto por el presidente del bloque, Oscar Zago, y sus pares Lorena Villaverde, Lisandro Almirón, Cecilia Ibáñez, Gabriel Bornoroni, Rocío Bonacci, Lilia Lemoine, Nicolás Emma, Juliana Santillán, Nicolás Mayoraz y César Trefinger.

Respecto a las juras que tendrán lugar en el inicio de la sesión, se llevarán a cabo las de los diputados nacionales Ernesto Ali (UP – San Luis) y Alida Ferreyra (LLA – CABA), las cuales habían quedado pendientes.

Mucho se ha meneado la fecha de realización de esta sesión, que había sido prevista originalmente para el jueves 25 de enero, razón por la cual el paro de la CGT había sido anunciado oportunamente para el día previo. En el marco del debate, el Gobierno nacional especuló con la posibilidad de adelantarse a la medida de fuerza y realizar la sesión antes de la misma. Incluso se manejó como fecha probable de inicio el sábado 20 de enero, pero finalmente esa posibilidad quedó desactivada. En rigor, las diferencias planteadas en torno al texto a debatir prevalecieron siempre, más allá de la fecha en cuestión, y luego de que se postergara la eventual sesión del 25, comenzó a manejarse este martes como fecha probable.

Todos hablaban de ese día, pero las dudas persistían en tanto y en cuanto no salía la convocatoria formal. Este lunes se supo que las autoridades del oficialismo se reunirían por la tarde con los jefes de bloques. Con la certeza plena de que con los cambios acordados durante el fin de semana, la aprobación del proyecto que ahora tiene 386 artículos, 278 menos que los que originalmente figuraban, la reunión no estaba en duda, pero pasado este mediodía fuentes legislativas precisaron que el inicio de la sesión será este miércoles a partir de las 10.

Cuánto tiempo se extenderá es otra cuestión: el mismísimo presidente de la Cámara, Martín Menem, no descartó que pudiera extenderse cuatro días. Otra fuente legislativa de la oposición, muy conocedora de los mecanismos reglamentarios, sugirió que podrían ser 30 horas. Como base.

Así lo sugirió cuando el proyecto todavía contenía la parte fiscal, que fue eyectada el viernes pasado. Así que podrían ser menos horas. Se verá. Todo eso podrá comenzar a dilucidarse a partir de la reunión de Labor Parlamentaria, cuando se establezca cuál será la metodología a utilizar y, por ejemplo, si habrá homenajes y cuestiones de privilegio en el inicio de la sesión.

Qué dice el reglamento

La pregunta que comenzó a circular a partir de la dilación respecto de la convocatoria a la sesión era si reglamentariamente había algún plazo previsto que las autoridades de la Cámara debieran respetar. “No hay previsión, al menos que yo recuerde. En teoría, se pueden convocar de un día para el otro”, precisó a este medio el diputado nacional (MC) Pablo Tonelli.

También especialista en temas reglamentarios, la diputada Dolores Martínez confirmó a parlamentario.com que el reglamento no establece límites sobre las convocatorias. Solo aplica lo de los 7 días de observación de un dictamen -aclaró-. “En general cuando teníamos la dinámica de las sesiones de tablas, uno sabía que en 7 días recién estaba posibilitada la sesión. Ahora, con el uso de las sesiones especiales, ahí no hay un requisito de antelación”.

Esto es, se puede presentar un pedido de sesión especial de un día para el otro. Generalmente por una cuestión de usos y costumbres, se busca facilitarles a los diputados que tengan mínimos tiempos para administrar sus vuelos. Así las cosas, si la sesión está convocada para un miércoles, las citan el viernes, de modo tal que si para el viernes a la tarde no salía la convocatoria, no había sesión.

Este podría haber sido el caso para esta reunión. También puede pasar que en una reunión formal de jefes de bloques se les avise de la reunión y la fecha. En definitiva, no hay una regla estricta como sí existe con las comisiones, que tienen que ser convocadas con 48 horas de antelación. Esa es una práctica que ya se ha instalado. (Parlamentario)

ÚLTIMAS NOTICIAS