Reclaman un corredor seguro para ballenas en las Canarias


Varias organizaciones vinculadas a la conservación de las especies unieron fuerzas para reclamar ante el Parlamento Europeo la creación de una gran área protegida o «santuario» de animales marinos en la zona del Atlántico norte delimitada por las islas de Canarias, Cabo Verde, Azores y Madeira, que forman el archipiélago llamado Macaronesia.
Desde la Fundación Loro Parque, un discutido parque temático con animales acuáticos, el reclamo deriva de que la Macaronesia alberga 32 especies de cetáceos, «lo que implica el 84% de las especies que se pueden encontrar en el océano Atlántico Norte». Además, debido a la ubicación geográfica de estos archipiélagos, se trata de una zona de «especial relevancia» en las migraciones y movimientos de poblaciones de animales marinos.
Las islas de la Macaronesia también acogen una gran variedad de ecosistemas, «incluyendo además de los cetáceos, todo tipo de fauna y flora endémicas, de inestimable valor medioambiental».
«Su riqueza única incluye los corales de aguas profundas, peces, invertebrados y mamíferos de gran tamaño, como los cachalotes», recuerdan los promotores de esta iniciativa.

¿En qué consistirían los corredores seguros?

Una de las medidas urgentes que solicitan las organizaciones que piden crear un santuario marino es la Macaronesia consistiría en la «creación de “corredores seguros que protegiesen a los cetáceos y otros animales marinos del creciente tráfico marítimo en la zona.
En este sentido, Loro Parque Fundación ya logró en 2022 que se aprobara una moción en el Congreso Mundial de la Naturaleza para apoyar la moratoria del uso del sonar de media frecuencia utilizado en barcos militares.
«En la actualidad, gracias a un convenio pionero entre el Ministerio de Defensa del Gobierno de España y el Gobierno de Canarias, esta moratoria aplica hasta las 50 millas de las aguas jurisdiccionales de Canarias y la propuesta de Loro Parque Fundación es que se haga extensiva a todas las aguas de la Macaronesia», según explica esta entidad.
Cabe recordar que este tipo de sonar de uso miliar, usado para la detección de submarinos, causó en 2002 u 2004 una mortalidad masiva de zifios de Cuvier, una especie de cetáceo de hasta siete metros de largo de la familia de los delfines. «Gracias al trabajo científico del Instituto Universitario de Sanidad Animal de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria se pudo relacionar las lesiones que causaron la muerte de los animales con el uso del sonar militar activo de media frecuencia», explican desde la citada fundación.
La creación de un santuario marino en la Macaronesia se enmarca en pleno debate sobre la llamada sexta extinción masiva. «La amenaza de la desaparición de especies ha alcanzado dimensiones sin comparación en la historia del mundo: según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), casi de un tercio de todas las especies evaluadas, unas 41.000 especies, se consideran ya en peligro de extinción. Para 2050 podrían haberse extinguido casi un 40% de las especies terrestres del planeta», explican los impulsores del santuario marino.
Además de Loro Parque Fundación, otras organizaciones que impulsan ante el Parlamento Europeo la creación de un santuario marino en la Macaronesia son la Comisión para la Supervivencia de Especies (SSC) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Asociación Mundial de Zoológicos y Acuarios.
En el marco de esta campaña, entre los días 23 y 29 de octubre se han llevado a cabo varias acciones de visibilización y concienciación en el Parlamento Europeo, incluyendo una serie de conferencias así como una exposición que Loro Parque Fundación instaló en la planta más concurrida del Europarlamento.

ÚLTIMAS NOTICIAS