Escándalo en Diputados

La sesión para debatir la creación de varias universidades nacionales en la Cámara de Diputados comenzó con un fuerte cruce entre oficialismo y oposición a raíz de una discusión reglamentaria: el Frente de Todos juntó los 129 legisladores para tener quórum pero desde Juntos por el Cambio aseguraban que no lo hicieron a tiempo y, por lo tanto, que la sesión se había caído. Tras varios minutos de gritos, cánticos e insultos, Juntos por el Cambio se retiró del recinto y finalmente la sesión fue levantada.

El caos se desató a partir de que la presidencia de la Cámara anunció la decisión de votar el temario de inmediato y a mano alzada, con lo cual postergó la inclusión de cuestiones de privilegio, herramienta con la que la principal oposición tenía como objetivo alargar indefinidamente la sesión.

La maniobra oficialista desató la ira de la principal oposición, que se dedicó a partir de entonces a protestar a los gritos, tratando de impedir el desarrollo de la sesión.

Cecilia Moreau trató infructuosamente durante el tiempo que duró la sesión de llamar a silencio a la oposición.

Mientras la oposición se retiraba -el oficialismo se quedaría un poco más a escuchar a su jefe de bloque-, volvieron a gritar desde las bancas del Frente de Todos: “Milman asesino”. Ese fue el tenor de esta olvidable sesión.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva