EL SENASA RECIBIÓ LA NOTIFICACIÓN DE ANIMALES UBICADOS EN EL DEPARTAMENTO DE CONESA

Detectan casos de Ántrax en un campo de Río Negro


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recibió la notificación de casos de carbunclo bacteridiano en animales ubicados en un predio del Departamento de Conesa, cercano a Guardia Mitre, provincia de Río Negro.
El Carbunclo, también conocido como Ántrax, se trata de una enfermedad infecciosa que afecta preferentemente a los bovinos y es transmisible tanto a otros animales como al humano. Es de notificación obligatoria ante el Senasa por parte del productor ante la posible sospecha de su ocurrencia.
”Ayer recibimos la notificación por parte de un veterinario del ámbito privado que asiste al productor de los animales, por lo que nuestro personal comenzó con el protocolo sanitario que se aplica en estos casos”, informó el coordinador de Sanidad Animal del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, Leonardo Ripoll.
En este sentido, detalló que tal como lo establece el protocolo, se notificó sobre el caso a las autoridades de Salud Pública de Río Negro y puntualizó: “Los análisis de laboratorio confirmaron que la mortandad de animales se produjo por esta enfermedad”.

Aislamiento

Para evitar el contagio el Senasa ordenó la interdicción del establecimiento donde se confirmó el caso, impidiendo el ingreso y el egreso de animales, así como también el de los cueros y despojos, y recomendó la vacunación de todos los animales presentes en el predio, tarea supervisada por los inspectores veterinarios del organismo sanitario nacional.
Asimismo, se recomendó a los productores de los campos vecinos aplicar la vacuna en sus rodeos de manera preventiva y se concientizó sobre el peligro de esta enfermedad y los riesgos que implica.
“Nuestro personal estará verificando todo este proceso de vacunación de los animales en el campo donde se originó el caso”, indicó Ripoll y agregó que “es una enfermedad de tipo aguda, que se encuentra diseminada en casi todo el mundo y es responsable de importantes pérdidas económicas, pero la vacunación previene su contagio y la consecuente mortandad”.
Finalmente, Ripoll instó a que “la vacuna se incluya en el plan sanitario de los establecimientos productivos de la región, a pesar de no ser obligatoria su aplicación”.

Recomemdaciones de prevención

Ante la sospecha de estar ante un caso de carbunclo, no cuerear ni mover los animales, y llamar al veterinario para hacer un buen diagnóstico y al Senasa para notificar la enfermedad; utilizar elementos de protección personal que puedan descartarse y/o higienizarse profundamente (gafas, guantes, barbijos, mamelucos, botas, utensilios y material descartable); eliminar correctamente los cadáveres animales, mediante un “tapado controlado”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva