ACLARAN QUE TIENE UNA MORTALIDAD "MUY BAJA" Y QUE LOS POSITIVOS SE DEBEN AISLAR DURANTE 21 DÍAS

Viruela símica: su origen, síntomas y formas de contagio explicadas por un especialista

El infectólogo Hugo Pizzi habló sobre la confirmación del segundo caso de viruela símica en Argentina. En diálogo con División Noticias, explicó cómo se genera este tipo de enfermedades y cuál puede ser su impacto a lo largo del tiempo.

Al respecto, Pizzi detalló: «El ser humano agrede a la naturaleza, rompe el bosque nativo, aumenta la frontera agrícola ganadera pero no reforesta, entonces los animales se quedan sin la posibilidad de su hábitat y nicho ecológico. Entonces, empiezan a salir y van hacia donde está el hombre; un caso concreto es el de un zorro que cruza una ruta, una lechuza, una liebre que aparece en un barrio por la noche. Y, si aparte de eso, como los chinos yo voy, busco los murciélagos en su hábitat y los como, aparece el Covid porque los mismos tienen 60 tipos de virus diferentes. Si yo estoy en África y me gusta el mono, porque su carne es apetitosa para el continente, lo sacan de su hábitat, se lo comen y lógicamente aparecen estas enfermedades. El primer caso en monos fue en la década de 1950, unos veterinarios lo describieron porque el primer caso humano fue recién en la década de 1970, a partir de un chico que se comió a un mono en la República del Congo».

Asimismo, el especialista sostuvo que «después empezaron a aparecer casos esporádicos distribuidos en África pero siempre dentro de la frontera; ahora sí, con comunicaciones tan fluidas, fue posible que hubiera más de 200 casos en todo el mundo», remarcando que «los primeros que detectaron este problema fueron los ingleses, luego la Península Ibérica con Portugal y España, después Países Bajos, Bélgica y demás, y ahora Argentina y Estados Unidos que tienen algunos casos».

«Es una enfermedad virósica y el virus que la produce es primo-hermano de la viruela del hombre y de la varicela», indicó Pizzi, añadiendo que «se denominan enfermedades zoonóticas porque se pasan del animal al hombre, y se contagia con todos los fluidos que hay en el cuerpo, desde la saliva hasta la materia fecal y las ampollas de la piel; si bien no se transmite vía sexual, cuando dos personas tienen relaciones sexuales, las pieles se rozan, por eso es importante tener en cuenta que el contagio es muy importante, y hasta una sábana con una ampolla rota puede contaminar».

Consultado sobre el tratamiento, explicó que «el índice de contagio es bajo, de 1 a 1, por eso no es algo para desesperarse y se puede controlar; todos los que tengamos puesta la vacuna contra la viruela, que ya no se usa más, es decir los de 44 años en adelante, no van a tener ningún problema ya que la protección es del 85% al 90%, y al resto hay que aislarlos como hicieron en Argentina y Bélgica, por 21 días y con un antiviral» y puntualizó que «los síntomas son dolor de cabeza, cansancio y fiebre, y la diferencia es que todos los ganglios se inflaman, cosa que no pasa con la viruela común, y luego aparecen las ampollas».

ÚLTIMAS NOTICIAS

Edición Impresa
Suplemento Patagonia Viva