ContraTapa |

MISTERIOS DEL UNIVERSO

¿Neptuno también sufre el cambio climático?

Durante 17 años, entre 2003 y 2020, Neptuno, el planeta del Sistema Solar más alejado del Sol, fue escrutado con potentes telescopios terrestres para estudiar su evolución. El equipo internacional que lo ha monitorizado ha visto unos cambios muy bruscos de temperatura cuyas causas no pueden todavía explicar, tal y como admiten lunes en un artículo publicado en la revista The Planetary Science Journal.
En un periodo muy breve de tiempo como son 17 años, detectaron una sorprendente caída en la temperatura global de Neptuno a la que siguió al cabo de pocos años «un dramático calentamiento» en su polo sur.
«Fue un cambio inesperado, dado que hemos estado observando a Neptuno durante el comienzo de su verano austral, esperábamos que las temperaturas se volvieran más cálidas, no más frías», ha explicado en un comunicado de prensa Michael Roman, investigador postdoctoral asociado de la Universidad británica de Leicester y líder de esta investigación.
Para medir las temperaturas de Neptuno, se usaron cámaras termales que operan midiendo la luz infrarroja que emiten los objetos astronómicos a los que apuntan, en este caso, este planeta situado a unos 4.500 millones de kilómetros de distancia.
Para analizarlas, combinaron todas las imágenes de Neptuno tomadas durante las dos útimas décadas con telescopios terrestres, centrándose en la luz infrarroja enmitida desde la estratosfera (una de las capas que componen la atmósfera de Neptuno). Esto les permitió reconstruir sus temperaturas y sus variaciones durante parte de su verano austral.
Al estar tan lejos del Sol es un planeta extremadamente frío, con una temperatura media de unos -220º C. Esa distancia dificulta también su estudio. «Este tipo de investigación sólo es posible con imágenes infrarrojas sensibles tomadas con grandes telescopios como el VLT, que pueden observar Neptuno claramente. Y sólo disponemos de este tipo de imágenes desde hace unos 20 años», señala Leigh Fletcher, profesor de la Universidad de Leicester y coautor del estudio.
Neptuno orbita alrededor del Sol pero debido a la distancia a la que está, su año dura unos 165 años terrestres y una estación, 40 años terrestres. Por eso, desde 2005 ha sido verano en el polo sur de Neptuno y esa ha sido la estación que han estado monitorizando durante estos 17 años que cubre el estudio. Sin embargo, pese a ser el inicio del verano austral, observaron cómo la mayor parte del planeta se enfriaba gradualmente, de modo que entre 2003 y 2018 la temperatura media del planeta cayó 8 ºC.
Posteriormente entre 2018 y 2020, volvieron a sorprenderse al comprobar cómo el polo sur se calentaba, pues las temperaturas medias aumentaron 11º C en sólo dos años. Los autores recuerdan que, aunque el vórtice polar cálido de Neptuno se conoce desde hace muchos años, nunca antes se había observado un calentamiento polar tan rápido en el planeta.
«Nuestro estudio cubre menos de la mitad de una estación en Neptuno, así que ninguno esperaba ver unos cambios tan grandes y rápidos», apunta por su parte el también coautor Glenn Orton, científico del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA.
Entre las posibles explicaciones para este brusco cambio de temperaturas, los astrónomos barajan posibles cambios en la química de la estratosfera de Neptuno, patrones meteorológicos aleatorios o el ciclo solar. Para intentar esclarecerlo, usaran la siguiente y más potente generación de telescopios: en tierra el Telescopio Extremadamente Grande (ELT) que se está construyendo en Chile, y en el espacio el James Webb que dentro de pocos meses estará operativo. Con él esperan trazar nuevos mapas de la química y temperatura de la atmósfera neptuniana.
La serie de imágenes termales de Neptuno que ilustran el artículo están compuestas a partir de un centenar de instantáneas tomadas entre 2006 y 2020 y muestran la evolución de sus temperatuas durante ese periodo con gran detalle. Las tres primeras (correspondientes a 2006, 2009 y 2018) fueron tomadas con el instrumento VISIR del Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) en el desierto chileno de Atacama, mientras que la de 2020 se hizo con el instrumento COMICS del telescopio Subaru pues, debido a las restricciones por la pandemia, a mediados de 2020 VISIR no estuvo operativo. Tras un enfriamiento gradual, el polo sur se calienta dramática en los últimos años, como se refleja en el punto brillante de las imágenes capturadas entre 2018 y 2020.
También se usaron imágenes captadas desde 2003 por el telescopio espacial Spitzer de la NASA, el telescopio terrestre Gemini South, en Chile, y el telescopio Kech y el Gemini North, ambos en Hawai.

NEWSLETTER

Mantenete actualizado



PUBLICIDAD


Más Noticias

En Esquel, se juega el mejor futsal femenino de la región

Este domingo, comenzó a jugarse en la ciudad de Esquel y precisamente en el Gimnasio “León Camilo Catena”, el Torneo Nacional Oro Sur de Futsal Femenino. Del evento, forman parte equipos llegados desde distintos puntos de la región patagónica.


Un hombre sufrió varias lesiones tras volcar sobre la Ruta 3

Sobre las nueve de la mañana de este lunes, personal médico, de Bomberos y Policía tomaron invervención en un fuerte accidente ocurrido sobre el kilómetro 1.787 de la Ruta Nacional 3, donde el conductor de un utilitario volcó y sufrió heridas.


Municipal de Comodoro se quedó con la 2° Fecha

Este fin de semana, se disputó en la ciudad de Puerto Madryn y precisamente en el Club Ferrocarril Patagónico, la 2° Fecha del Torneo Provincial de Natación. En la puntuación final por equipos, el Municipal de Comodoro Rivadavia se ubicó primero...


Implementan nuevo protocolo sanitario en la Justicia

El Superior Tribunal de Justicia del Chubut aprobó a través del Acuerdo Plenario N° 5089/22 un nuevo Protocolo de Higiene y Seguridad para aplicar en todos los edificios dependientes del Poder Judicial en la provincia.

Tapa del día