Las estadísticas de Juan


El ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié estaría carente de sentido de la oportunidad. Este martes 4 de enero, celebraba mediante una publicación en Twitter, que “el 2021 cerró con la superficie quemada más baja de los últimos 5 años”. El resultado del año fue de 331.000 hectáreas.
Pues bien, que alguien le avise al ministro que si piensa capitalizar las estadísticas políticamente, se esfuerce más en las tareas de prevención, y la coordinación con las provincias, puesto que en los primeros cuatro días de 2022, solo en el noroeste de Chubut, se quemaron cerca de 90.000 hectáreas de campo, un tercio de todo lo que Cabandié contabilizó en 2021.
Mientras tanto, en otras provincias de la región como Neuquén y Río Negro, están en permanente estado de alerta porque terminaron un año y empezaron otro apagando fuego.
En palabras del Ministro de Ambiente, se está “trabajando para reforzar los sistemas provinciales de prevención y combate apoyando a las provincias que son las responsables del cuidado de sus recursos naturales”.
La última frase de Cabandié no es casual, pero no importa en el tono que lo diga, la Nación debe velar por los recursos de todos los argentinos, independientemente de las responsabilidades de cada provincia.
Más allá del discurso propagandístico del ministro Juan Cabandié, en Chubut esperamos que las estadísticas de tierra arrasada por el fuego sigan bajando, porque por cada hectárea que se pierde, muere flora y fauna autóctona, animales de cría, ganado, propiedades, proyectos productivos, y en las más lamentables circunstancias, vidas.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS