OCURRIÓ EN NEUQUÉN POR EL DÍA DEL EMPLEADO MUNICIPAL

Un intendente organizó un asado, pero bromatología le secuestró la vaca


El festejo del Día del Empleado Municipal en Loncopué, provincia de Neuquén, se vio empañado por un insólito error. La idea del propio intendente Walter Fonseca era celebrar la jornada con un asado con cuero en el camping municipal, pero el evento fue suspendido porque se incumplió el procedimiento de la faena del animal.
“Por estrictas razones de seguridad e higiene queda suspendido el almuerzo que se estaba organizando en el marco de los festejos por el Día del Empleado Municipal, hasta el 19 de noviembre”, comunicaron las autoridades de Loncopué.
Sobre los hechos, que derivaron en el secuestro de la vaquillona por el propio personal de Bromatología y de la Policía y una futura penalidad, indicaron: “No podemos dejar de reconocer que, de forma involuntaria, hemos cometido algunos errores que llevaron a dar cumplimiento con la normativa vigente sobre el faenamiento, llevando adelante todas las tareas propias de la situación en atención a las infracción cometidas, haciéndonos cargo de que el cumplimiento de las normas es un pilar fundamental para llevar adelante la tarea pública”.
Según se conoció, la carne se secuestró en la locación de la reunión porque fue ahí donde se faenó el animal, y no en el Matadero Municipal. Aquella decisión se convirtió en una infracción y, finalmente, debieron incinerar la vaca que había sido comprada a un estanciero de la zona.
En el comunicado, firmado por la secretaria de Coordinación y Gobierno, Guillermina Guajardo, lamentaron lo sucedido. “Por este medio queremos hacer llegar nuestras más sinceras disculpas a cada uno de los y las empleados municipales, agradeciendo la predisposición puesta de manifiesto para nuestra gestión de gobierno cada vez que es necesario”, informaron.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS