MISTERIOS DEL UNIVERSO

¿Qué pasaría si entramos a un agujero negro?


La NASA define a un agujero negro como un objeto astronómico con una fuerza gravitatoria tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, puede escapar de él. La “superficie” de un agujero negro, denominada horizonte de eventos, define el límite donde la velocidad requerida para evadirlo excede la velocidad de la luz, que es el límite de velocidad en el cosmos. La materia y la radiación son atrapadas y no pueden salir.
Son el objeto de fascinación y estudio de astrofísicos y astrónomos, además de fuente de curiosidad para muchas personas, algunas de las que se preguntan qué pasaría de llegar a entrar a uno de ellos, una situación casi que imposible para la que habría que estar en el espacio viajar grandes distancias y galaxias.
Sin embargo, según le dijo el cosmólogo Andrew Pontzen a la BBC, lo primero que se sentiría sería su gran fuerza de atracción. “Lo primero que sentirías al zambullirte en un agujero negro es que la fuerza de marea es tan poderosa que halan de tu cabeza con más fuerza que la que hala tus pies y te estiras hasta que quedas ‘espaguetizado’”, afirmó el experto.
“Si tu cuerpo es muy fuerte en teoría podrías sobrevivir ese estiramiento y, suponiendo que lo eres, hay varias teorías sobre lo que encontrarías allá adentro”, y continúa: “Una de las posibilidades es ‘la pared de fuego’ que, como el nombre indica, te encontrarías con una banda de partículas ardientes que te freirían como a una papa”.
El mismo Pontzen indicó que el problema de que un ser humano tenga la casi inimaginable posibilidad de ver el interior de los agujeros negros es que podría ser posible entrar, pero nunca salir.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS