AUSTRIA YA LES BAJÓ LA CADUCIDAD DE 12 A 9 MESES

Impondrán vencimiento a los certificados de vacunas Covid


El Diario |

Cuando parecía que los certificados de vacunación venían a resolver el problema del turismo internacional, datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) revelan que varios países están registrando altas tasas de infección durante los últimos siete y catorce días, por lo que la autoridad sanitaria sugiere evitar los viajes a esos territorios y los desaconseja “enérgicamente” para aquellos que no estén inmunizados con la pauta completa de vacunación o no hayan pasado la enfermedad.
Ante esta nueva ola de COVID, hay países que están empezando a poner fecha de caducidad a los certificados de vacunación. En este sentido, Austria acaba de rebajar la validez del documento, de un año ha pasado ahora a nueve meses, lo que supone que ya no será efectivo para los primeros ciudadanos inoculados. Posteriormente, se requerirá una tercera dosis de refuerzo.

Razones

Lisa Weddig, directora general de la Oficina Nacional de Turismo de Austria, explica que el país quiere entrar en la temporada de invierno con un “gran sentido de responsabilidad” con regulaciones “estrictas, claras y predecibles”.
“La industria del turismo está bien preparada para su implementación”, continuó. “Está claro que quienes se vacunen no tendrán casi ninguna restricción, y eso también se aplicará al turismo y nuestros turistas invernales, por supuesto”, aseguró
Este periodo de validez de la vacuna de tan solo 270 días (nueve meses) supone que los viajeros que recibieron su segunda dosis de la vacuna a principios de 2021 podrían tener sus certificados COVID obsoletos para entrar a este país ya en noviembre o diciembre.

Más países

Pero Austria no es un caso aislado. Otros cinco países han establecido periodos de validez para el pasaporte sanitario. Croacia y Austria fueron los primeros países en poner una fecha de vencimiento, en julio y agosto de 2021, respectivamente, por un año, un periodo que Austria acaba de rebajar, según recoge The Independent.
Por su parte, Suiza se abrió en septiembre a los turistas extranjeros, sin embargo también fijó la fecha de un año para los certificados de vacunación
Al mismo tiempo, Vietnam comienza una reapertura gradual este mes de noviembre, empezando con la isla de Phu Quoc, y ya ha anunciado que permitirá la entrada de viajeros con la pauta completa, siempre que hayan recibido su segunda dosis de la vacuna entre 14 días y hasta un año antes del viaje.
Por su parte, Israel ha fijado una fecha de caducidad de seis meses a los pasaportes de vacunas necesarios para acceder a los hoteles, restaurantes y otros espacios cerrados, según el rotativo.
Esto se debe a un cambio de política del Ministerio de Salud israelí que ha establecido que se requiere una inyección de refuerzo de COVID-19 seis meses después de recibir las dos primeras dosis
Además, el decreto del Gobierno de Uruguay que oficializa las condiciones de ingreso de los turistas extranjeros al país desde el 1 de noviembre establece que las vacunas solo tienen validez si fueron administradas en los últimos 9 meses previo al embarque. Por ejemplo, una persona vacunada en febrero 2021 no podría entrar al país en enero 2022.

¿Qué dice la ciencia?

Según explica el diario, técnicamente, la segunda inyección de una vacuna de doble pauta es un refuerzo en sí mismo. En la terminología de vacunación, su primera dosis se conoce como ‘la principal’, y las dosis posteriores se denominan “refuerzo”.
La inmunidad puede disminuir después de un ciclo completo de vacunación; en el caso de las vacunas contra el tétanos, la inmunidad disminuye con el tiempo, por lo que se recomienda repetir las vacunas cada 10 años.
Un estudio realizado en septiembre por el departamento de Salud Pública de Reino Unido descubrió que la efectividad de la vacuna AstraZeneca alcanza un máximo de aproximadamente el 95%, pero cae a menos del 80% tras 20 semanas. Para Pfizer, pasa de casi el 100% a menos del 95% en el mismo período de tiempo
El diario incide en que los pinchazos de refuerzo también tienen como objetivo combatir las mutaciones del virus, que son más difíciles de reconocer para nuestro sistema inmunológico; tal y como sucede en los refuerzos contra la gripe para combatir las nuevas cepas.
En estas circunstancias, los expertos aún están estudiando la importancia de las inyecciones de refuerzo para las vacunas contra el coronavirus. De la respuesta a esta pregunta dependerá en gran medida la salida de la pandemia.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS