MALDITA TECNOLOGÍA

En Portugal prohíben los mensajes laborales fuera de horario


Con la pandemia, muchas empresas optaron por contratar a trabajadores a distancia, y para comunicarse con ellos, como es lógico, recurren a los celulares, el cual los empleados suelen llevar siempre encima. Esto provocó que muchas compañías se pongan en contacto con sus contratados fuera del horario laboral.
Esta nueva normalidad merece nuevas normas de trabajo, así lo plantearon los representantes del Partido Socialista de Portugal.
Y en ese sentido dictaminaron que los empresarios que contacten con sus empleados fuera del horario estipulado en el contrato podrán ser sancionados. No obstante, aunque esta medida surja a raíz de la situación del trabajo a distancia, la regla se aplicará a todos, sin importar si teletrabajan o no. Aunque existirán excepciones por motivos de “causa mayor”. Estas deberán ser situaciones que realmente sean imprevistas o urgentes.
“El trabajador tiene derecho, fuera de su horario de trabajo, a cerrar todos los sistemas de comunicación de servicios con el empleador, o a no atender las solicitudes de contacto por su parte, sin perjuicio de la consideración de situaciones de fuerza mayor, y esto no puede resultar en ninguna desventaja o sanción para los primeros”, aclara en el documento aprobado.
Además, según esta legislación, las empresas deberán ayudar a pagar los gastos que suponen el trabajo desde el hogar, como puede ser el aumento en las facturas de la luz o el costo de Internet.
En España también disponen de una ley que habla sobre la comunicación entre la empresa y el trabajador fuera del horario laboral, la Ley Orgánica de Protección de Datos 3/2018, que entró en vigor el 7 de diciembre de 2019. Según su artículo 88, los empleados tienen el derecho a no recibir comunicaciones relacionadas con su trabajo fuera de su horario laboral. De hecho, obliga a las empresas a desarrollar un protocolo de desconexión digital. Sobre esto, el abogado Fabian Valero explicaba que la ley reconoce «el derecho a no responder las llamadas, mensajes o correos recibidos fuera de la jornada de trabajo». Sin embargo, esto no impedía que la empresa pueda enviarlos.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS