CRECE LA DEMANDA DE DÓLARES EN LA PREVIA ELECTORAL

El Banco Central debió vender otros u$s100 millones para bajarlo de 200 pesos


El Banco Central terminó la rueda del martes con saldo vendedor de u$s110 millones debido a las mayores demandas de divisas por parte de los importadores. De esta manera, la mesa de dinero oficial acumula un rojo en torno a los u$s150 millones en lo que va del mes después de haber tenido una compra de u$s200 millones sobre el final de la semana pasada.
«La demanda de los importadores está en línea con lo que se vió en la semana previa a las elecciones PASO del 12 de septiembre, según apreciaciones de fuentes oficiales», destacó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios. El volumen operado en el segmento de contado fue de u$s457,153 millones, en futuros MAE se hicieron u$s209 millones y en el Rofex otros u$s585 millones.

Esperando al post 14N

La situación cambiaria sigue muy compleja porque el mercado no ve una salida para la escasez de divisas y el cepo. De hecho, están todas las miradas puestas en lo que hará el Gobierno luego del domingo electoral para recuperar cierta «credibilidad» que estabilice una variable tan sensible como el dólar.
«Sin reservas netas líquidas disponibles, el BCRA ya estaría usando los encajes de los depósitos. Una parte los destina a la compra de bonos entregando dólares de los depositantes para controlar la suba del CCL/MEP, en operaciones muy opacas de las que no se brinda información», advirtió GRA Consultores, dirigida por Gabriel Rubinstein.
«Evidentemente los temas económicos no cambian después del 14 de noviembre. Y con el correr del tiempo se agravan los desequilibrios. Si bien el Gobierno va a tratar de postergar las decisiones de fondo, la realidad económica se va a ir imponiendo», advirtió Daniel Marx, director de Quantum Finanzas.

Evitar un salto cambiario, la clave

Marx no cree que el Gobierno pueda resolver de una sola vez los distintos problemas de la economía, pero sí de una manera gradual. «Puede evitar un salto en el tipo de cambio oficial pero no acelerar el ritmo de depreciación del peso que en los últimos meses estuvo muy por debajo de la inflación y de la paridad mirando con lo que ocurre con las monedas de otros países», afirma.
«Creo que una cosa son los deseos y otra es la realidad. Van a tener que enfrentar la realidad, y la realidad está ahí. Las reservas se van licuando y hay otras presiones que hay que enfrentar», subrayó el director de Quantum Finanzas.
Para Fernando Marull, director de FMyA, «con el silencio de radio en el equipo económico y más nerviosismo en las familias y empresas argentinas, los rumores estuvieron a la orden del día». «Desde las PASO a las elecciones del 14 de noviembre, el equipo económico fracasó y no logró mantener el dólar estable, como le habían prometido al presidente. El mayor cepo, la falta de avance con el FMI y la crisis política alcanzó para que el dólar esté de nuevo en el día a día. Y las expectativas de devaluación se acrecentaron», reseñó.


NEWSLETTER

Mantenete actualizado


COMENTARIOS